Río Negro: quiénes son los candidatos a diputados y senadores para las PASO

La provincia tiene unos 556.000 electores habilitados. Figuran cinco listas para Diputados y cuatro al Senado. La elección solo formalizará las únicas candidaturas inscriptas por cada fuerza.



Se espera una asistencia superior a los 405.000 electores.

Se espera una asistencia superior a los 405.000 electores.

Río Negro votará hoy en un virtual ensayo para la elección nacional del 27 de octubre, pues no existe confrontación interna en ninguna fuerza.

Esta previa mostrará un cuadro de situación y servirá a las cinco fuerzas partícipes en Río Negro a su preparación para la real compulsa de octubre, oportunidad que los rionegrinos elegirán a seis de sus ocho representantes al Congreso nacional: tres senadores y tres diputados.

El padrón en la provincia supera los 556.000 electores, repartidos en 1.672 mesas electorales, ubicadas en 274 escuelas.

En realidad, la movilización estará por encima de los 405.000 asistentes, según los porcentajes en Río Negro de las primarias nacionales, con concurrencia del 73% al 77% en sus cuatro votaciones anteriores.

En cada cuarto oscuro habrá once boletas, de las cuales 10 tendrán fórmulas presidenciales y una va con candidatos solo a diputados y senadores. Solo cinco alianzas y partidos participan en la provincia con postulaciones parlamentarias. Cuatro fuerzas inscribieron precandidaturas al Senado: MAS, Frente de Izquierda de los Trabajadores, Frente de Todos y Juntos Somos Río Negro. Para Diputados se anotaron cinco: aquellas cuatro y se suma la lista macrista de Juntos por el Cambio.

Ninguna fuerza presenta confrontación interna de candidaturas, razón de las PASO. La efectiva elección de las bancas quedará pendiente para octubre entre las listas que superen el 1,5% de los votos en la jornada de hoy.

En diciembre cumplirán mandatos los tres senadores: Miguel Pichetto, Silvina García Larraburu y Magdalena Odarda. En el 2013, los dos primeros integraron la lista del Frente para la Victoria y, ahora, vuelven a participar en frentes distintos, bien opuestos. El serrano comparte fórmula oficialista con el presidente Mauricio Macri y la barilochense participa de la nómina de la mayor oposición, el Frente de Todos. Odarda no es partícipe directa del presente proceso, actualmente alineada en la alianza liderada por los Fernández aunque fue electa por el Frente Progresista, entonces una propuesta crítica de la gestión de Cristina Fernández.

Río Negro integra la Cámara Baja con cinco diputados.

La radical Lorena Matzen y la justicialista María Emilia Soria fueron elegidas por el período 2017-2021 aunque, en diciembre, la roquense renunciará para asumir la intendencia de Roca y esa banca recaerá en Ayelén Spósito.

Los tres diputados que finalizan son Martín Doñate y Silvia Horne por el FpV, y Sergio Wisky por Cambiemos. Este dirigente macrista es el único que busca su reelección, pues los otros dos intentan acceder a la Cámara Alta. Doñate encabeza ese tramo por el Frente de Todos, seguido por García Larraburu y Horne.

El roquense Martín Soria encabeza el tramo a Diputados para competir con el macrista Wisky (acompañado por Daniela Agostino) y el ministro Luis Di Giacomo (con la allense Sabina Costa) en la boleta de Juntos Somos Río Negro.

La división de las izquierdas también se replica en Río Negro. Natacha Gómez al Senado y Aurelio Vázquez a Diputados participan por el MAS mientras Gabriel Musa y Laura Santillán participan por el Frente de Izquierda de los Trabajadores.

El partido provincial Juntos Somos incursiona por segunda vez en terreno nacional, tras la frustrante experiencia del 2017 cuando, después de las primarias, desertó y retiró la candidatura de Fabián Gatti. Ahora, redobló el reto y el gobernador Alberto Weretilneck lidera la boleta senatorial, con Mónica Silva y Leandro Lescano.

Su boleta no presenta fórmula presidencial y constituye un obstáculo en un debate marcado por esa prioridad. El partido no se alineó a fuerza nacional, pero delineó su estrategia de vínculos. En ese sentido, Juntos por el Cambio -puntualmente, Pichetto- aportó al ascenso de Weretilneck al Senado al retirar sus propios candidatos. Así, el mandatario deberá en octubre ubicarse -en el peor de los casos- segundo, entre cuatro listas, para garantizarse una banca en el Senado. También, el abandono del macrismo eliminó parte del riesgo de las anulaciones mutuas en los casos de los votos de boletas completas, bien posibles ya que la fuerza del gobernador no presenta tramo presidencial. Esta posibilidad si subsiste frente a los cruces con las boletas del Frente de Todos. Para minimizar ese peligro, el oficialismo militó por el corte, cuyo resultado se sabrá en la práctica de hoy.

Cinco primarias y, en Río Negro, solo dos cumplieron sus objetivos


La primaria de hoy será la quinta convocada, aunque su propósito en Río Negro solo se cumplió en dos ocasiones.

En el 2013, la provincia votó para el Senado y Diputados. En esa ocasión, dos fuerzas usaron esa elección para resolver sus candidatos.

La UCR participó con tres listas, que derivó en la postulación del exgobernador Miguel Saiz al Senado, y el PPR afrontó la suya, con dos vertientes.

La segunda y última oportunidad con una efectiva utilización de las Primarias fue en agosto del 2015 para el Partido Socialista, con dos nóminas.

En el 2017, exclusivamente, para Diputados, y tampoco en esta ocasión para las listas a las Cámaras Baja y Alta las fuerzas ofrecen formales disputas, pues presentaron listas únicas.

La cuarta elección de senadores, la primera sin Pichetto encabezando


erá la cuarta elección de senadores desde la reforma constitucional de 1994. Y será la primera vez que Miguel Pichetto no es candidato a la Cámara Alta, si integra la fórmula de Juntos para el Cambio como vicepresidente.

En el 2001, Pichetto ingresó al Senado por el PJ, segundo de la alianza radical, que propuso a Luis Falcó y Amanda Isidori. En ese comicio, los votos nulos llegaron al 24,53%, en medio del malestar con el gobierno nacional de la Alianza.

El dirigente de Sierra Grande ganó en 2007, con María Bongiorno, y superó al exgobernador Pablo Verani, que igual accedió a una banca.

Volvió a vencer en el 2013 y festejó con el gobernador Alberto Weretilneck, todavía compartían -también con Martín Soria- el FpV.


Comentarios


Río Negro: quiénes son los candidatos a diputados y senadores para las PASO