Río Negro se abre al turismo pero espera el OK de Nación

A nivel federal los viajes siguen prohibidos o circunscriptos a actividades esenciales. Sin la apertura de rutas terrestres y aéreas será difícil empezar a romper la inactividad.




La secretaria de Políticas Públicas de Salud de la provincia, Mercedes Ibero, advirtió que había visto mucha relajación en Bariloche. (Foto archivo)

La secretaria de Políticas Públicas de Salud de la provincia, Mercedes Ibero, advirtió que había visto mucha relajación en Bariloche. (Foto archivo)

La apertura de Bariloche y los demás destinos rionegrinos para visitantes de todo el país a partir del 4 de diciembre sólo fue confirmada por sucesivos anuncios del gobierno provincial, pero la Nación todavía mantiene sin cambios la prohibición del turismo dispuesta por decreto desde el inicio de la pandemia.

La ministra de Turismo, Martha Vélez, admitió que hay una presión creciente desde todas las provincias interesadas en abrir la actividad y que precipitaría en un paquete de medidas del gobierno nacional que llegarían la semana que viene. “Estamos a la espera de los líneamientos y del nuevo DNU”, dijo Vélez.

Señaló que “lamentablemente no hay una postura uniforme de Nación” que otorgue garantías para la movilidad.

Entre otras cosas, lo primero a destrabar sería el tránsito interprovincial, que hoy sigue vedado, seguido por la habilitación del transporte aéreo y terrestre a pasajeros turísticos. Actualmente los viajes están permitidos solo para trabajadores esenciales.

Vélez defendió el criterio de apertura “en etapas, y con evaluación constante” adoptado por la provincia, y señaló que la cercanía del verano ya ameritaría la adopción de medidas que faciliten el desplazamiento de los turistas.

La funcionaria admitió que el flujo de visitantes no va a ser masivo, porque “hay gente que aún con la baja de requisitos decide no viajar”.

Vélez dijo que “el turismo es conectividad” y por eso el sector espera con impaciencia la liberación del tránsito y el transporte.

Reconoció que el plan “piloto” iniciado por Río Negro el mes pasado, con permisos para el turismo desde el Valle a Bariloche tuvo un impacto moderado. Y que el techo de 500 turistas simultáneos, elevado luego a 1.000, resultó innecesario. “El registro que tenemos es de 400 turistas hasta hoy”, afirmó.

Sin embargo, dijo que hubo buena respuesta a la habilitación de viajes cortos por el día, como el tradiiconal circuito de Bariloche a El Bolsón, que llegó a sumar 500 personas en un fin de semana.

Destacó que todo ese movimiento, a pesar de ser acotado, “tuvo nulo impacto en el sistema sanitario”, ya que hasta ahora no hubo turistas alojados en Bariloche que demandaran atención hospitalaria local por contagios de Covid.

Aclaró igual que en el futuro próximo si el número de viajeros crece “estará disponible el hospital modular” que prometió Nación para instalar en Bariloche.


Apuesta a ampliar el mercado



A los operadores turísticos no les pasa desapercibido que con la actual relación cambiaria hay un potencial enorme para el turismo extranjero y por eso la provincia insiste en reclamar a Nación la apertura para el ingreso desde países limítrofes. Rio Negro espera puntualmente el permiso para turistas que entren desde Chile por los pasos Pérez Rosales y Samoré, subrayó Vélez.

“Tenemos mucho optimismo en lo que puede aportar este verano el turismo chileno, porque para ellos es muy conveniente”, sostuvo la ministra. Aclaró que en esos casos se exigirá el test PCR negativo como requisito excluyente, mientras que a partir del mes próximo no será necesario para el turismo interno.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Río Negro se abre al turismo pero espera el OK de Nación