Río Negro: seis municipios se sumarán al voto parroquial

La Provincia firmará convenios con los intendentes Regina, Allen, Cinco Saltos, SAO, El Bolsón y Catriel para su aplicación en el 2023. Con esa inclusión, el 76,6% del padrón rionegrino votaría con “circuitos electorales”.





El gobierno de Río Negro trabaja en la incorporación del voto parroquial en seis municipios y prevé su puesta en marcha para las elecciones del 2023, programándose la próxima firma de los convenios con sus intendentes.

Esta etapa consistirá en la confección del diseño electoral por parte de una fundación de la Universidad Nacional del Comahue (Funyder), a partir de un proyecto de unos 4 millones de pesos, financiado por el Consejo Federal de Inversiones.

Las cuatro ciudades mayores -Roca, Viedma, Cipolletti y Bariloche- ya disponen del voto parroquial. Así, este mecanismo alcanza a más de la mitad de los rionegrinos, considerando que el municipio andino representa un 18% del padrón total, el roquense llega al 14%, el cipoleño al 12% y el de la Capital supera el 9%.

Los seis municipios son Regina (casi 27.000 electores), Allen (unos 21.500), San Antonio (algo más de 20.200), Cinco Saltos (supera los 19.500), Catriel (cerca de 17.000), y El Bolsón (unos 16.200). El conjunto totaliza más de 121.400 electores, representando el 22,6% del padrón provincial.

Garantiza el acceso al voto, pues no exige trasladarse mucho y así se equipara a quiénes tienen recursos de quiénes no lo tienen».

Rodrigo Buteler-Ministro de Gobierno y Comunidad de Río Negro.

El informe afirma que Río Negro, con la inclusión de esas intendencias, el 76,6% del electorado votará con este esquema electoral.

Puntualmente, el proyecto consiste en la elaboración de los “padrones” ponderando “el lugar de residencia del elector”, con todos sus beneficios, pero además se resalta que “permitirá la división de sus jurisdicciones a los Municipios”, como también, “la actualización del nomenclador de calles y barrios”.

Al confirmar los convenios, el ministro de Gobierno, Rodrigo Buteler resaltó esa determinación, pues “es una política de inclusión al garantizar el acceso al voto, considerando que no exige trasladarse grandes distancias y equipa así a quiénes tienen recursos para hacerlo de quiénes no lo tienen. Además, moderniza el sistema y garantiza el cumplimiento de las medidas sanitarias en función de la pandemia”.

La introducción de la presentación ante el CFI incorpora también que la reforma propuesta es una “oportunidad de replantearnos cómo la democracia convive con la pandemia y así modificar los circuitos electorales”.

El voto por circuitos abandona el padrón único por corte alfabético y pasa a un diseño del voto por domicilio del elector, tomando como base para la confección de circuitos, la subdivisión territorial del ejido municipal y la proximidad de establecimientos escolares o edificios públicos habilitados para el acto comicial.

“La idea principal es lograr que los votantes sufraguen cerca del lugar donde está domiciliado, facilitando la accesibilidad al derecho de elegir y evitando la práctica comúnmente conocida como “acarreo de votantes”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Río Negro: seis municipios se sumarán al voto parroquial