Río Negro tuvo la peor semana desde que arrancó la pandemia: 2909 casos nuevos

La provincia llegó a un nuevo pico en la pandemia. El número de personas con el virus activo aumentó un 27% en siete días. Carreras y el Comité de Crisis se instalan hoy en el Alto Valle.

Río Negro llegó el fin de semana a un nuevo pico de contagios de coronavirus en toda la pandemia.
Fueron 2.909 casos nuevos registrados en siete días, superando en un 10% al número más alto que tenía hasta el momento la enfermedad en la provincia. Esos 2.626 positivos se habían reportado en la segunda semana de octubre del 2020.


En la última semana los recuperados de la enfermedad fueron 1.939, por lo tanto se sumaron 970 casos activos, para llegar a 4.502.

Las estadísticas fundamentan las nuevas medidas que entrarán en vigencia hoy en todo el territorio rionegrino. No habrá más actos protocolares y todas las competencias deportivas profesionales y amateurs quedarán suspendidas.
Mientras tanto, la gobernadora Arabela Carreras y todos los integrantes del Comité de Crisis por covid-19 se instalarán en el Alto Valle, para empezar a debatir con autoridades locales y referentes de distintos sectores económicos y sociales las medidas que regirán desde el próximo fin de semana en la región.

Los casos acumulados en cada semana epidemiológica desde mediados de 2020.

La zona ubicada entre Chichinales y Catriel tuvo en los últimos días un aumento acelerado de los contagios, principalmente en Cipolletti.

En otras ciudades el número de positivos no es elevado, pero preocupan otras particularidades que llegaron con la segunda ola. En primer lugar, la saturación de las terapias intensivas en los centros públicos y privados. Y en segundo orden, la confirmación reciente de nuevos casos de contagios con la cepa de Manaos, la más compleja entre todas las variantes que se descubrieron hasta el momento.

Las principales ciudades


Las semanas epidemiológicas se contabilizan de domingos a sábados y los 2.909 casos acumulados en el último período cerrado estuvieron concentrados mayoritariamente en Bariloche.

Las estadísticas del Ministerio de Salud de la provincia ubican en la ciudad cordillerana a 797 personas diagnosticadas durante esos siete días.

Entre las otras tres ciudades más pobladas de la provincia, la Semana Epidemiológica (SE) 19 del año terminó con 321 positivos sumados a los registros de Cipolletti, 284 en Viedma y 223 en Roca.

Río Negro había llegado al pico de la primera ola de coronavirus en la SE 42 del año pasado y en la primera semana del 2021 también tuvo un fuerte nivel de contagios, llegando a contabilizar 2.488 nuevos casos.

Esos datos, con fuerte incidencia de las reuniones sociales de fin de año, se mantuvieron altos en las dos semanas siguientes, con 2.472 y 2.243 positivos, respectivamente, para empezar luego un fuerte descenso en el ritmo de transmisión del virus.
El momento más “tranquilo” en lo que va de este año se dio a mediados de marzo, con un reporte de 647 nuevos casos en la SE 12.

El ingreso de la provincia a la segunda ola podría ubicarse en el período que fue desde el 3 hasta el 10 de abril (SE 14), cuando se produjo un salto desde los 679 positivos de la semana anterior a 1.208 diagnósticos confirmados.

Desde entonces las cifras semanales nunca dejaron de subir, aunque con un ritmo de incremento paulatino.
La semana pasada las variables salieron de ese camino y treparon más alto, sumando presión a los gobiernos de la provincia y de los municipios, que hasta el momento buscaron un equilibrio entre las pautas sanitarias y el sostenimiento de la economía.


“Nos negamos a seguir siendo el factor de ajuste”


El sector comercial y empresarial del Alto Valle recibirá esta semana a las autoridades provinciales con una postura firme, basada en el pedido de reactivar la asistencia del Estado para los pequeños y medianos emprendedores.

“Nos negamos a seguir siendo el factor de ajuste sin una mirada más global y contemplativa de la situación, sin una ayuda real, activa y efectiva”, sostiene un documento enviado al ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán.
Ese posicionamiento ya fue adelantado a ministros del gobierno rionegrino, que desde hoy avanzarán en reuniones para conocer el clima político y económico en la región, de cara a una nueva etapa con medidas.

La nota al ministro Guzmán fue firmada por el titular de la Asociación Hotelera Gastronómica de los Valles de Río Negro, Adrián Mucarsel, y por el presidente de la CAIC de Roca, Martín Ancatén.

Como primera medida, se reclamó la reactivación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).


“Nuestra solicitud cobra relevancia e importancia para poder ayudar a las PyMEs que se verán fuertemente afectadas por las nuevas medidas restrictivas aplicadas por la Resolución Provincial Nº 2997, que impone limitaciones en cuanto al aforo y al horario comercial en distintos rubros”, destacaron.

La nota expresa comprensión sobre las nuevas medidas, que son necesarias para proteger el Sistema Sanitario, buscando evitar que genere un colapso del mismo” “No obstante, es necesario compensar los efectos negativos que se generan en la economía local, ya que las medidas son lapidarias para muchas PyMEs, sobre todo para la gastronomía y turismo”, advirtieron.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Río Negro tuvo la peor semana desde que arrancó la pandemia: 2909 casos nuevos