Logo Rio Negro

Risotto con gírgolas y pasta de hongos para deleitarse

Una receta tan simple como deliciosa y seguro los comensales van a pedir una segunda vuelta. No dejes de probarla.



Ingredientes:

– 200 g de arroz carnaroli
– 300 g de gírgolas frescas
– 3 cdas. de aceite de oliva
– 1 diente de ajo picado
– 1 vaso de vino blanco
– caldo de pollo, cantidad necesaria
– 50 g de manteca fría cortada en cubos
– 1 ramita de romero

Pasta de hongos
– 30 g de hongos de pino secos remojados
– 30 g de hongos shitake frescos
– 1/2 cebolla pequeña picada
– 1 puerro picado
– 2 cda. de manteca
– 1/2 zanahoria pelada y picada
– 1 rama de apio picada
– 2 tazas de caldo

Preparación

Para la pasta de hongos
Derretir 2 cucharadas de manteca en una cacerola. Rehogar la cebolla, el puerro, las zanahorias y el apio en la materia grasa por aproximadamente 10 minutos, revolviendo con frecuencia. Agregar los hongos shitake y los de pino cortados. Cocinar un par de minutos. Incorporar el caldo y seguir cocinando otros 15 minutos más. Terminada la cocción, dejar entibiar y procesar hasta lograr una mezcla lisa y homogénea.

Para risotto
Calentar el aceite de oliva en una sartén grande. Agregar el ajo y dorarlo un poco. Agregar la gírgolas cortadas en trozos grandes. Salpimentarlas suavemente. Revolver esperando un par de minutos. Agregar el arroz, revolver hasta que los granos se pongan brillosos.

Rociar con el vino blanco y esperar a que el alcohol evapore y reduzca. Incorporar el caldo hirviendo de a poco, en tandas, a medidas que el arroz absorba el líquido. Seguir con este procedimiento hasta lograr una consistencia cremosa y granos que resulten bien al dente.

Apagar el fuego e incorporar los cubitos de manteca fría, el parmesano rallado y la pasta de hongos. Revolver con vigor para que los ingredientes se integren y el risotto presente una consistencia bien fluida y cremosa. Dejar descansar durante un minuto y servir.


Comentarios


Risotto con gírgolas y pasta de hongos para deleitarse