Copa Argentina: River pasó por penales ante Gimnasia de Mendoza



En la primera chance de gol, Lux le sacó el gol a Carrizo.

En un encuentro picante, válido por los 16avos de final de la Copa Argentina, el Millonario superó al Lobo mendocino en San Luis.


El equipo de Gallardo no contó con Franco Armani, Matías Suárez y Milton Casco; mientras que tampoco estuvieron Lucas Pratto y Nacho Scocco.

En la vereda opuesta, el Lobo (que superó 1-0 a Aldosivi en 32avos) estuvo cerca de dar un golpe histórico en el estadio La Pedrera.

Crónica

Si bien River salió a proponer, la primera chance clara fue para el equipo mendocino e los pies de Lucas Carrizo.
Germán Lux respondió muy bien ante la única chance rival y Julián Álvarez estuvo cerca de poner el primero, pero un defensor despejó justo sobre la línea.
Sobre el primer cuarto de hora, Leonardo Ponzio tuvo que salir por una contractura. Gallardo no dudó y metió cambio ofensivo con el ingreso de Nicolás De La Cruz. De esa forma, Enzo Pérez quedó como único volante de marca y River gobernó campo y pelota, aunque le faltó profundidad.
Gimnasia fue sólido en el área propia, pero le costó pasar la mitad de la cancha. Así se fue el primer tiempo sin goles.

La ausencia de ideas de la Banda se profundizó en el inicio del complemento. Gimnasia ya había tenido un par de ataques peligrosos, hasta que Nicolás Romano armó una jugada en la derecha y habilitó a Santiago López. El jugador de Gimnasia fue derribado por Angileri dentro del área y Merlos sancionó la pena máxima. El remate de Ignacio Morales tuvo potencia pero fue a rastrón y le permitió a Lux evitar el gol con las piernas. El balón tocó el travesaño y en el rebote Moralestampoco la pudo mandar al arco.

A los 20, el ingresado Tadeo Marchiori corrió 30 metros solo mano a mano y definió pésimo ante la salida del arquero tras una excelente jugada de Morales. Inmediatamente después, De La Cruz inició una jugada en la izquierda y su remate no tuvo destino positivo. Sin embargo, el rebote le quedó al pibe Benjamín Rollheiser, cuyo disparo fue desviado de cabeza por Exequiel Palacios para convertirse en el primer tanto del partido.

El Lobo mendocino mostró carácter y tardó apenas tres minutos en igualar las acciones con un cabezazo de Renzo Vera que Lux no pudo sacar en el segundo palo.

Los últimos 20 minutos fueron flojos, porque el Millo no pudo y Gimnasia se dedicó a aguantar. Así llegaron los penales, donde el equipo de Gallardo respiró aliviado. Los ejecutantes se mostraron precisos y apenas Brian Andrada tuvo la mala fortuna de acertarle al travesaño. Rollheiser tomó la responsabilidad en el remate decisivo y metió River en octavos.


Comentarios


Copa Argentina: River pasó por penales ante Gimnasia de Mendoza