River no baja los brazos, pero Farías se aleja

"No nos llamó nadie y no esperamos más", resolvió el presidente de Estudiantes.



No fue un buen día para River el de ayer. Mientras el pase de Ariel Garcé quedó casi descartado, el de Ernesto Farías quedó al borde de caerse. Anoche, el presidente de Estudiantes, Julio Alegre, anunció a la agencia Télam que el pase del delantero se había caído porque los plazos que había estipulado culminaron y nadie del club de Núñez se comunicó con él. “No hay nada. Nadie nos llamó hoy (por ayer) y ya no espero más. Mañana me voy a Chile y Osvaldo Lombardi, el dirigente que está en el tema, también se va de vacaciones”, indicó Alegre. “Por lo tanto estoy en condiciones de afirmar en este momento que el pase está caído”, resaltó el titular albirrojo. El directivo fue más allá y también aclaró que “la noticia ya le fue comunicada a Farías y al técnico Carlos Bilardo en Mar del Plata”.

La entidad de Núñez había ofrecido cuatro millones de dólares por el 80 por ciento del pase y Estudiantes pretendía que además de ese monto se agregara el pase a préstamo -sin cargo ni opción- de Maximiliano López, un jugador muy elogiado por el entrenador Bilardo.

Con este episodio, la osci

lante novela del pase de Farías suma un nuevo capítulo de incertidumbre. Al mismo tiempo, ayer se conoció la decisión de Independiente respecto a retirar la oferta de cuatro millones que había realizado algunas semanas por la transferencia.

En cuanto a Garcé, todo se complicó por las pretensiones económicas del jugador, que planteó ganar lo mismo que percibe en el mexicano Morelia, esto es tres veces más de lo ofrecido por River, 400 mil dólares contra igual cifra pero en pesos.

Como la operación es a préstamo, la dirigencia se puso muy firme en el sentido de no aceptar la propuesta del jugador, más considerando que semejante cifra podría alterar el presupuesto destinado al fútbol profesional y causar alguna susceptibilidad o fastidio de sus pares.

En tanto, lo del ex Vélez Fabrizio Fuentes está virtualmente hecho y sólo resta la firma del contrato del jugador para ponerse la camiseta de la banda roja.

En relación con la tarea del plantel de cara a los próximos meses, Claudio Husain comentó: “River tiene que volver a acostumbrar a todos a ganar”. Así de simple. El “turco” cree que hay que recuperar esa vieja costumbre en la que perder tres puntos es una lejana posibilidad. Sin agarrarse de justificación alguna Husain afirmó que “después de un año muy malo” las obligaciones del plantel comienzan el próximo sábado ante Independiente.

'La Furia' se fue a los gritos

Darío Husain ya está en Chile. El ex jugador de River arregló con Universidad Católica y será compañero de otro argentino, Rubén Capria, para esta temporada.

Pero antes de irse, 'La Furia', protagonizó un pqqueño entredicho.

Fue el martes. Molesto porque supuestamente no estaba de acuerdo con su venta a Chile, Husain se presentó en la oficina de su representante, Fernando Hidalgo, y comenzó a protestar, indignado, por su nuevo destino, el cual él, parece, no eligió.

La idea del menor de los hermanos Husain era quedarse en River, convencer a Leonardo Astrada que podía ser útil en el equipo -River no tiene muchos delanteros- y luego sí aprovechar una oferta jugosa que le habían acercado a él personalmente desde México.

Según testigos le contaron a “Río Negro”, Husain se encrespó hasta los gritos por la transferencia a la entidad trasandina.

Pero a última hora del martes el delantero viajó a Chile y se sumó al plantel de la Universidad Católica, donde ya estaba el volante Rubén Capria.


Comentarios


River no baja los brazos, pero Farías se aleja