Roca: en el hospital luchan contra la pandemia y las altas temperaturas

Los trabajadores aseguran que en las salas de internación no hay aire acondicionado y eso los afecta teniendo en cuenta que deben utilizar los Elementos de Protección Personal (EPP).

Con la utilización del equipamiento que se utiliza contra el covid-19, la temperatura aumenta mucho, aseguran los trabajadores. (foto: archivo)

Con la utilización del equipamiento que se utiliza contra el covid-19, la temperatura aumenta mucho, aseguran los trabajadores. (foto: archivo)

Para los propios trabajadores y los pacientes que se encuentran internados en algunos sectores del hospital Francisco López Lima, la llegada del verano resultó un verdadero martirio. Es que la falta de un sistema de aire acondicionado los dejó expuestos a altas temperaturas que hacen «imposible» de soportar.

«El día que la temperatura llegó a los 37 grados acá adentro soportábamos no menos de 43 o 45 grados«, dijo uno de los profesionales consultados por este diario que pidió reserva de su identidad.

Explicó que por ejemplo las salas de terapia intensiva de adultos, la de pediatría y la neonatal tiene equipo pero el resto del edificio no cuenta con nada. En la guardia sólo hay algunos sectores en tanto que laboratorio, rayos y hemoterapia también cuentan con ese tipo de equipos.

«El problema más grave se da en las salas de internación tanto de mujeres como la de hombres. Pediatría y ginecología tampoco cuentan con aire», dijo uno de los enfermeros que también fue consultado por este medio.

En varias ocasiones han sido los propios trabajadores que han realizado colectas para comprar un aire acondicionado y hacer frente a las altas temperaturas que se generan en esta época del año.

«La mayoría de los enfermeros ha juntado plata de su bolsillo o ha pedido donaciones y se han puesto un aire pero solo en los estar de enfermería y los médicos han hecho lo mismo pero los pacientes no pueden ser atendidos desde esa salas», explicó.

La situación resulta más complicada si se tiene en cuenta que estamos en plena pandemia y el personal debe cumplir con el protocolo y en especial con los Elementos de Protección Personal (EPP), lo que hace mucho más difícil afrontar las altas temperaturas.

«¿Se imaginan soportar esa temperatura con todos los elementos de protección?», se preguntó uno de los trabajadores de una de las salas de internación.

¿Y los pacientes?

Al menos los profesionales pueden tomarse un respiro y estar en una sala con una temperatura más alta pero qué pasa con los pacientes? Hasta el año pasado no se registraban muchas quejas porque cada uno se podía llevar un ventilador y al menos renovar el aire.

«El problema que ahora por el covid-19, la utilización de un ventilador puede generar la rápida propagación del virus por eso se apunta al recambio rápido de los filtros de aire acondicionado en los espacios donde se utiliza», explicó otro de los enfermeros del hospital que fue consultado sobre el tema.

De los consultorios, sólo el de vacunación tiene aire acondicionado (la capilla y la casita luz andina); y por ejemplo aquellos donde se realizan los hisopados tampoco cuenta con un sistema de aire aconcionado, ni siquiera en una sala alternativa para poder descansar y renovar las fuerzas para poder continuando con la tarea. «Así es muy difícil», concluyó otro de los profesionales.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Roca: en el hospital luchan contra la pandemia y las altas temperaturas