Rovira Bosch no se siente cuestionado



VIEDMA (AV).- El ministro de Turismo, Ángel Rovira Bosch, justificó su viaje a la Polinesia a seis meses de haber asumido en su cargo y aseguró que contó con la autorización del gobernador Alberto Weretilneck para concretarlo. Además, ante recientes denuncias mediáticas de la exfuncionaria de la cartera a su cargo –e hija del ministro de Obras Públicas César del Valle–, Guadalupe del Valle, el ministro garantizó la transparencia de sus actos y la participación de los organismos de Control del Estado rionegrino en todos los expedientes que pudieran incluir irregularidades. Rovira Bosch negó arrepentirse de haber viajado a Tahití semanas atrás “porque era un tema que ya estaba charlado con el anterior gobernador, el doctor Carlos Soria, ya que yo reprogramé un viaje familiar, en el mes de diciembre”. Además, dijo que no se siente “un ministro cuestionado, hay algunas cuestiones que han salido en algún medio, pero le podemos dar la tranquilidad a la población de que están funcionando todos los organismos de contralor del Estado y tenemos una gran tranquilidad en este sentido”.


Comentarios


Rovira Bosch no se siente cuestionado