Carpocapsa: “Sabemos que existen presiones para cerrar la frontera con Brasil”

Lo aseguró el presidente de CAFI, Agustín Argibay, ante una consulta sobre el rechazo que sufrió un camión con fruta del Valle en la frontera con Brasil. La sanción estará en los próximos días.





Cerca del 30% de la pera cosechada en el valle se destina al mercado de Brasil

Las autoridades de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) se mostraron preocupados por las posibles sanciones que pueda aplicar el gobierno brasileño tras el primer rechazo que sufrió una carga con fruta del Valle en la presente temporada.

Aseguraron que están trabajando con el Senasa para poder llevar toda la información de lo que aconteció ese día en frontera y como se está manejando la actividad frutícola del Valle con el sistema de mitigación de riesgo para el control de la plaga.

“Sabemos que existen presiones de distintos sectores para que el gobierno de Brasil tome la decisión de cerrar la frontera para las peras y manzanas argentinas, pero eso sería un enorme error porque están todas las garantías que el sistema funciona y que la carpocapsa no está entrando en su país”, señaló el titular de la CAFI, Agustín Argibay, en conversación con Río Negro.

Algunos empresarios regionales aseguran que los que más presionan para ello son los productores de manzanas de Brasil, quienes pretenden suspender las importaciones de pomáceas provenientes de la Argentina.

Argibay comentó que “en las próximas horas o días sabremos qué tipo de sanción aplicará el gobierno brasileño por esta carga que fue rechazada en frontera. Y recién ahí se abrirán las negociaciones”.

Por otra parte, el ejecutivo anticipó que durante la tarde de ayer mantuvo reuniones con el nuevo embajador de Argentina en México, Carlos Tomada, para ver cómo se puede abrir aún más el mercado azteca que en 2007 llegó a comprar al Valle 800.000 cajas de peras y ahora sólo importa algo más de 200.000 cajas de esa especie.

Reuniones

Tras el rechazo en frontera, los empresarios regionales, a través de la CAFI comenzaron a moverse para aprovechar la próxima bilateral entre los cancilleres Felipe Sola y Ernesto Araújo.

Argibay mantuvo reuniones con varios funcionarios nacionales por la crisis con Brasil.

Ejecutivos de la firma Kleppe y Cervi, junto al presidente de la CAFI, mantuvieron reuniones la semana pasada con el secretario de Relaciones Internacionales Jorge Neme, a quienes le transmitieron su preocupación por las posibles que aplique Brasil a las exportaciones de frutas del Valle de Río Negro y Neuquén. Luego se juntaron con el futuro embajador de Brasil, y exvicepresidente Daniel Scioli, quien acompañó a Sola en la comitiva oficial.

“Informamos a los funcionarios que viajaron a Brasil sobre todo lo que está sucediendo y le transmitimos la importancia de mantener una relación fluida entre ambos países”, detalló Argibay.  


Weretilneck, ¿el nuevo nexo político?


Fue el senador Alberto Weretilneck, rápido de reflejos, quien participó en las gestiones de las reuniones que exportadores frutícolas mantuvieron la semana pasada en Buenos Aires con los dos funcionarios nacionales que viajaban en la comitiva del canciller Sola rumbo a Brasil.

Según trascendió “su intervención fue clave para abrir las puertas de las nuevas autoridades”.

Weretilneck fue quien organizó las reuniones con los funcionarios nacionales.

Un primer paso para hacerse cargo de un rol clave para la región que, desde la salida del exsenador Miguel Pichetto, está vacante. La fruticultura y muchas otras actividades necesitan de personas que pueda defender sus intereses en el Congreso y atiendan los reclamos ante la Nación.


Es compleja la situación sanitaria que atraviesa el Valle


La situación sanitaria del Valle es delicada. Eso no es novedad. Solo con circular por la Ruta 22 desde Villa Regina hasta Cipolletti cualquiera puede ver el estado de abandono de miles de hectáreas que, hasta años atrás, se mantenían productivas.

Esa superficie sin explotar es un foco de infección propicio para el desarrollo de carpocapsa.

A esto hay que sumarle la crisis estructural que están sufriendo los productores que, ante la falta de fondos, no realizan todas las inversiones necesarias para poder controlar la plaga.

Mucha fruta termina en el suelo por no poder cosecharse.

Todo este contexto no hace más que certificar lo difícil que es poder exportar con la presión de carpocapsa existente hoy en todo el Valle. Desde el Senasa aseguran que la clave está en poner mucho énfasis en la fruta que llega del campo para ser embalada.

Pero como se puede hacer cuando uno en su establecimiento intenta hacer un metódico control de la plaga rodeado de chacras en estado de abandono o donde no se hacen los controles. Claramente, el problema es difícil de resolver si no existen medidas de fondo que permitan, a quienes intentan hacer las cosas bien, generar las condiciones para producir fruta con la calidad y sanidad que reclama el mercado.

En este complejo escenario no es arriesgado asegurar que en días o semanas volveremos a saber de otro u otros camiones que han sido rechazados en frontera por presencia de larva viva de carpocapsa.

Datos clave

8
Habían sido las intercepciones de carpocapsa en frontera, para esta misma fecha del año anterior.
30%
De la oferta exportable de peras y manzanas de todo el Valle se orienta al mercado brasileño.

Comentarios


Carpocapsa: “Sabemos que existen presiones para cerrar la frontera con Brasil”