Saiz podría perder el sello de la UCR por su "estilo K"

Fuerte puja con la conducción nacional del partido, que advirtió que sólo sus apoderados inscribirán a candidatos propios

#

La conducción de la UCR rionegrina, encabezada por Pablo Verani, se reunirá hoy para decidir si recurren a la Justicia.

VIEDMA (AV).- El radicalismo de Río Negro se puso en alerta máxima después de enterarse que los candidatos a diputados y senadores por la provincia para las elecciones de octubre serán inscriptos por los apoderados del Comité Nacional del partido.

La decisión de los dirigentes nacionales aparece como anticipo de una dura puja por evitar el alineamiento formal de varios gobernadores radicales, entre ellos Miguel Saiz, dentro del proyecto de concertación encabezado por el presidente, Néstor Kirchner.

La conducción provincial se alertó frente al planteo de las autoridades nacionales -inclinados hacia el proyecto liderado por Roberto Lavagna- quienes dispusieron que los apoderados nacionales tendrán la exclusiva potestad de inscribir las candidaturas partidarias para la elección nacional "de todos los distritos". Río Negro renovará el 28 de octubre tres senadores y tres diputados nacionales.

Esa resolución del Comité Nacional -que se firmó el martes- constituye una advertencia para los radicales del interior argentino, especialmente aquellos que -como

Río Negro- se encaminan a participar con listas de la Concertación con el presidente. De esta manera, la disputa está centrada en la utilización del nombre y los símbolos de la Unión Cívica Radical en esa contienda.

En principio, la conducción de la UCR provincial, que encabeza Pablo Verani, se reunirá hoy para profundizar la evaluación ante esa ofensiva nacional.

Ayer, el vicepresidente de la UCR rionegrina, Jorge Pascual consideró que el Comité Nacional "vuelve a meterse en facultades propias de los distritos" y adelantó que "se recurrirá a la Justicia para defenderse". También cuestionó la decisión nacional porque responde a "un criterio unitario" y a "quienes siguen preocupados sólo por los intereses de los dirigentes que giran alrededor del Obelisco, sin ningún poder real".

La conducción nacional reivindica en su resolución "la concertación para una Nación Avanzada", destacando que "esa coalición alcanza a las candidaturas a presidente y vicepresidente", como también las de "legisladores nacionales".

El máximo órgano partidario a nivel nacional advierte en su documento que esa determinación se originó "frente a la conductas exteriorizadas en distintos por sectores internos partidarios de generar alianzas con sectores políticos ajenos a la la coalición electoral, en particular a la Concertación Plural, convocada por el gobierno nacional".

El Comité Nacional afirma que se respetará a "quienes resulten electos candidatos por los mecanismos establecidos en cada distrito" pero después aclara que la inscripción de los candidatos para diputados y senadores corresponderá a los apoderados nacionales para "la necesaria unidad a la que obliga la coalición político suscripta", en relación al acuerdo lavagnista.

Después, la resolución notifica a los juzgados federales y ratifica que los apoderados del Comité Nacional serán quienes anotarán "las candidaturas para los cargos de senadores y diputados de todos los distritos".

Con un impacto menor pero con igual sentido de advertencia, el radicalismo de Río Negro también registró la reciente intervención nacional al radicalismo de Corrientes.


Comentarios


Saiz podría perder el sello de la UCR por su «estilo K»