Santos Catalá: uno de los artífices de la provincialización de los territorios nacionales



Neuquén

Las desérticas tierras de la Norpatagonia se vieron pobladas por el arribo de compañías que supieron extraer de la tierra sus riquezas. Tal es el caso de YPF que atrajo a muchas personas que se trasladaron a trabajar en la zona y conformaron la gran cofradía ypefiana.

Don Santos Juan Catalá nació el 23 de septiembre de 1916 en Villa Alba, hoy General San Martín, de La Pampa.

Fue el mayor de cuatro hermanos e hijo de Constante, francés de los Pirineos Orientales, Perpiñón, y de Teófila Pellitero, andaluza, que habían arribado a la Argentina de niños y se ubicaron en La Pampa. A los 30 años se fue a vivir a Río Colorado y en 1947 se mudó a Plaza Huincul, en busca de mejorar su vida económica y logró ingresar a YPF. En 1948 se casó con Leonor Lesnick, en Río Colorado, quien había nacido en Chimpay, Río Negro, el 6 de octubre de 1926 y era hija de Marcelo Lesnick (proveniente de Besaravia, Moldavia ex-URSS) que tuvo que adaptarse desde 1921 al idioma y la educación argentina y de Leonor Blanca Sequeira.

A Santos siempre le gustó participar en lo social, comunitario, deportivo y sindical, formando a lo largo de su vida distintas comisiones

Una vez casados -Santos y Leonor- se radicaron en Cutral Co y tuvieron 2 hijos: Néstor Eduardo (1949) y Estela (1951). Néstor, radicado en Venezuela, les dio dos nietos Eduardo y Magaly; Estela dos hijas Jorgelina y Melina y ambos 5 bisnietos. La vida era dura en la comarca petrolera, viento y frío. No tenían luz eléctrica, y el agua y gas era privilegio de unos pocos. El comercio también era limitado. Leonor estudió peluquería, tejido a máquinas y a mano.

A Santos siempre le gustó participar en lo social, comunitario, deportivo y sindical, formando a lo largo de su vida distintas comisiones como la Comisión Pro Templo Cutral Co, Comisión Tiro Federal, uno de los fundadores del Club Juventud Unida, y fue presidente por más de 20 años de la Liga de fútbol de Neuquén. Acompañó en distintas recorridas por la provincia al MPN, ya que eran vecinos de José y Felipe Sapag. Fue Don Felipe quien lo contactó para formar parte de la delegación de 150 personas que partieron en tren para entrevistarse con el entonces presidente Juan Domingo Perón para pedir por la provincialización de los territorios nacionales.

Esa delegación que estuvo integrada por Eduardo Cortez Rearte, Perla Cónsoli, Alfredo De Martín. Marcelo Pessino, Ricardo Rosa, Roberto Linares, Eduardo Chrestía, Alfonso Creide, Sr. Etchecopar, Rogelio Rodríguez, Sr. Taylor. Santos Catalá -quien además visitaba por primera Bs. As.- llegó a la Casa Rosada el 26 de abril de 1955 a las 8 de la mañana. Recuerdan el amplio conocimiento sobre toda la Patagonia expuesto por el presidente, que al despedirse les dijo: “Váyanse tranquilos, que antes de que ustedes lleguen a sus respectivos destinos el anteproyecto estará en el Congreso”. Y así fue: la ley que convirtió a los territorios nacionales -Formosa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz- en provincias fue sancionada en junio de 1955. Santos fue muy participativo en entidades sociales de todo tipo, culturales, deportivas, religiosas, comunitarias.

Formó parte en Plaza Huincul del Teatro Vocacional. Formó parte de la comisión Pro templo para juntar fondos con el padre Santo de Cutral Co y se vinculó con Monseñor De Nevares apuntando siempre a construir una iglesia para el pueblo. Fue uno de los fundadores del Club Juventud Unida de Cutral Co, hasta que se formó la Federación de Fútbol de Río Negro y Neuquén. Asimismo fue presidente de Defensa Civil en Cutral Co, cargo que ocupaban los vecinos ad honorem; Pte. de Asociación de Taximetreros en la ciudad mencionada. En 1980 Catalá y familia llegaron a la capital neuquina.

Ya jubilado de YPF, comenzó a dedicarse a la venta de libros y a viajar por distintas partes del país y del mundo. Leonor lo acompañaba con la venta de artículos de cocina.

Desde 1982 a 1995 formó parte del Consejo asesor del PAMI, gestionaba viajes y mejoras sociales para los afiliados de la zona. Estuvo en la Comisión del Club de la Amistad, calle Villegas. Leonor con su privilegiada voz formó parte durante 24 años del Coro de Grandes Cantores Neuquinos y ocupó distintos cargos. Una historia de vida que contribuye a engrandecer la historia regional, escrita con su trabajo cotidiano.

Beatriz Carolina Chávez

DNI 6.251.256


Comentarios


Santos Catalá: uno de los artífices de la provincialización de los territorios nacionales