Schwartzman venció a Thiem en un partidazo y está en semis de Roland Garros

En más de cinco horas de juego, el Peque sacó adelante un duelo durísimo, alcanzó su primera semifinal de Grand Slam y será por Top 10. Espera por Nadal o Sinner.





El Peque Schwartzman jugó un partido para el recuerdo y sigue afilado. Gentileza.

Diego Schwartzman demostró una vez más que es uno de los mejores jugadores del mundo en polvo de ladrillo y eliminó al austríaco Dominic Thiem, número tres del mundo en una épica batalla.

Fue por 7-6 (7/1), 5-7, 6-7 (6/8), 7-6 (7/5) y 6-2 en más de cinco horas de juego. El Peque espera por el vencedor de Rafael Nadal y Jannik Sinner.

El argentino, quien pasa por un muy buen momento en su campaña deportiva, sacó adelante un primer set que fue muy parejo y que recién se definió en el tie break, donde fue implacable.

El segundo set fue tan parejo como el primero y Schwartzman llegó a estar en ventaja por 5-4, con todo a favor para definir, pero Thiem demostró que es un rival difícil, lo dio vuelta y ganó 7-5.

En el tercer parcial, en medio de una dura batalla de largos puntos, El Peque continuó con algunos lamentos. "No me sale, no me sale, le pongo garra pero no me sale", exclamó.

Una vez más, contó con una ocasión inmejorable, con un set point para llevarse el parcial 6-4, pero le dio una vida más al austríaco, quien como buen número 3 del mundo escapó de manera brillante de situaciones límite y lo ganó en el tie break.

"No me grités más 'vamos'. Indicame algo que me sirva para el partido".

Diego Schwartzman se cruzó con su entrenador Juan I. Chela durante una pausa del tercer set.

En el cuarto se mantuvo la paridad, y otra vez se llegó a una apretada definición en la que prevaleció el Peque al imponerse por 7-6 (7/5).

Ganar ese set fue el impulso que necesitaba el argentino para poder cerrarlo y el quinto lo ganó con claridad por 6-2.

Por primera vez en su carrera está en semifinales de un Grand Slam y además, a partir de la próxima semana, será Top 10.


Comentarios


Schwartzman venció a Thiem en un partidazo y está en semis de Roland Garros