Se profundiza la polémica por la compra del lote 14 de Catriel



CATRIEL (ACA).- Continúan los conflictos por la compraventa del lote 14. Por un lado el intendente y funcionarios fueron ayer a la Legislatura municipal para cumplimentar la documentación, pero los entredichos suscitados entre las partes complicaron la situación y derivaron en una nueva sesión extraordinaria que se llevará a cabo la semana próxima. Desde la mañana y hasta pasadas las 16.30, el parlamento se convirtió en la sede de encuentros entre funcionarios, vecinos del lote 14 y el mismo Enrique Flores, propietario de las tierras en cuestión. Por un lado, Flores aclaró que su malestar con Cristina Becerra se debió a que la misma habría dado los números del monto de la venta, lo que derivó en conflictos para su familia que debió dejar la ciudad a raíz de lo publicado. Además, vecinos acusaron a la presidenta de la legislatura “de haber querido coimear a Flores para realizar ella la operación” dijeron. Sin embargo, ni Flores ni Becerra hablaron del tema y los entredichos se acentuaron en si se realizaría o no la compra venta. Repudio hacia Germanier La mayoría de los legisladores repudió la actitud de la directora de Cultura local, Viviana Germanier, quien agravió a la presidente de la Legislatura, Cristina Becerra, por hacerla responsable de que no se haya concretado la venta del lote 14, como lo había solicitado el intendente Carlos Johnston. Legisladores y vecinos se solidarizaron con Becerra, quien además de los agravios proferidos por Germanier, fue víctima de las amenazas de Enrique Flores, representante de las tierras del lote 14 en cuestión. Según dijeron los presentes, el conflicto se presentó el 29 de enero, día en que Germanier irrumpió en la Legislatura y “con actitud patoteril apretó a los legisladores para que pidieran una sesión extraordinaria para que se pueda concretar la operación”, recordaron. Fue así que Viviana Germanier vociferó en contra de Becerra y la acusó de poner palos en la rueda y someter a los vecinos del lote 14, a vivir en las condiciones paupérrimas que deben hacerlo, por la falta de servicios. Días más tarde, el mismo Enrique Flores habría amenazado a Cristina Becerra con secuestrarle a sus hijos, por no doblegarse en su postura, razón por la que la edil radicó la correspondiente denuncia por amenazas, en la Unidad 9.


Comentarios


Se profundiza la polémica por la compra del lote 14 de Catriel