Tensión entre 11 clínicas y el PAMI: 147.000 afiliados en el medio

Desde 11 centros privados de Río Negro y Neuquén reclaman aumentos en los módulos, además de un ítem especial por la atención a adultos mayores con covid-19.




La obra social mantiene atención presencial con guardias mínimas en la región.

La obra social mantiene atención presencial con guardias mínimas en la región.

La cobertura de PAMI en 11 clínicas y sanatorios de Río Negro y Neuquén entró una zona de incertidumbre.

Los prestadores presentaron hace dos meses un reclamo formal a las autoridades de la obra social en las dos provincias, para que se actualice el valor de los módulos y que se reconozca un ítem especial para la atención a afiliados con covid-19, sin tener respuestas concretas hasta el momento.

La semana pasada emitieron un nuevo pedido de medidas, pero advierten que los mensajes no llegan a las autoridades centrales del instituto.

“No tenemos definido cómo seguiremos con esta situación. Por un lado, somos conscientes de nuestra responsabilidad, como pilares importantes del sistema de salud. Pero es muy difícil mantener y garantizar los servicios si no tenemos acompañamiento del sector financiador”, indicó ayer a RÍO NEGRO el gerente de uno de los centros privados más importantes de la región.

En Río Negro la obra social del Estado nacional tiene 88.672 afiliados y en Neuquén son 58.264.

La nota presentada el 21 de abril ante Diego Mel y Florencio Pérez, titulares de las UGL de PAMI en Río Negro y Neuquén, reunió las demandas del Hospital Privado Regional (Bariloche), Policlínico ADOS (Neuquén), la Clínica Pasteur (Neuquén), Sanatorio Río Negro (Cipolletti), Policlínico Modelo (Cipolletti), Sanatorio Juan XXIII (Roca), Clínica Roca, Clínica Central (Regina), Imepa (Choele Choel), Clínica Cruz del Sur (Río Colorado) y Clínica Zapala-Cruz Andina (Zapala).

Allí ubicaron dos temas centrales como factores de desequilibrio para el primer semestre de este año: un 21,8 de incremento en los costos laborales para los Convenios de Sanidad y la pandemia por el nuevo coronavirus.

“Las dos situaciones acaecieron, prácticamente, en forma simultánea, a partir del mes de marzo. Históricamente, como es lógico y necesario, PAMI ha acompañado los incrementos de salarios, con aumentos similares en sus aranceles, como única manera de tornar viable el convenio. Sin embargo, en esta ocasión no lo ha hecho”, afirmaron los representantes de los 11 centros privados.

Los prestadores también destacaron la situación particular que se vive en la región patagónica, donde los convenios no son capitados como en la mayoría del país, a partir de la abrupta caída en las prestaciones producto de la cuarentena.

“En los modelos de contratación capitados que rigen en la mayor parte del país, esto obró como un aumento implícito de los aranceles. Y, probablemente, esto haya sido considerado por las autoridades del Instituto en la decisión de postergar una decisión que hubiera sido lógica, de aumentar los aranceles en función a las paritarias de Sanidad”, se afirmó.

Sin embargo, en Río Negro y Neuquén se da un escenario totalmente inverso que en las cápitas: “Cae la facturación de manera proporcional a la actividad, manteniéndose la estructura de costos, que en un 70% son fijos, con aumentos en el valor de sus principales componentes: salarios e insumos”, detalla el documento elaborado por el sector privado.

En función de ese mix de problemas, los prestadores pidieron tres medidas concretas:

Aumento de valores de módulos del 21,8%, con vigencia 1 de marzo.

Que se asegure, por un plazo de 180 días, un importe mensual de pagos a cada prestador, equivalente al promedio de los tres meses previos (dic/19 a feb/20) más un 21,8%. “Finalizado este período, las partes acordarán el tratamiento definitivo a darle a los mismos”, indica la nota.

Que se implemente el “módulo de aislamiento” por pacientes covid, valorizando el mismo como un 50% adicional sobre los módulos clínicos y del 25% sobre los módulos de terapias.

Cuando RÍO NEGRO consultó ayer por el reclamo a las autoridades del PAMI en la región, dijeron confiar en que no se llegará a una instancia de corte en las prestaciones. “Creemos que tenemos el diálogo como para que eso no ocurra”, indicaron, aunque reconocieron que no es una decisión que se encuentre en sus manos.

El PAMi en el norte de la Patagonia

88.672
afiliados tiene el instituto en Río Negro.
58.264
afiliados tiene el instituto en Neuquén.

La obra social pide tener en cuenta los avances

“Comprendemos los planteos, algunos nos parecen justos, pero hay que ver también toda la inversión que hace PAMI en la región y entender que el instituto no escapa a la realidad de todas las instituciones del país en este momento tan difícil”, indicó ayer la coordinadora ejecutiva de la UGL Río Negro, Daiana Neri.

La funcionaria destacó el buen diálogo con los representantes del sector privado y pidió tener en cuenta las mejoras logradas desde que asumió la nueva gestión en Río Negro, a principios de enero.

“A diferencia de otras obras sociales, PAMI paga en tiempo y forma y tenemos el compromiso de seguir haciéndolo. Incluso mejoramos las fechas de transferencia, algo que es importante para que las clínicas puedan pagar los sueldos”, indicó Neri.

Con respecto a los salarios, también resaltó las gestiones que se hicieron para que las clínicas y sanatorios de la región ingresaran al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción en el mes de abril.

“Las necesitamos y no queremos que ninguna quede atrás. Se está trabajando sobre los módulos con nivel central. Es algo que implica mucho esfuerzo económico y que se está evaluando”, puntualizó la funcionaria, buscando distender el clima con los prestadores.

Aportes por distrito

211,3
Millones mensuales es la inversión por cápita de PAMI en Río Negro, según datos de la obra social.
110,1
Millones mensuales se invierten para que los afiliados tengan medicamentos gratis y/o con descuentos.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Tensión entre 11 clínicas y el PAMI: 147.000 afiliados en el medio