Se viene el “año Klimt”

Viena se prepara con todo para celebrar el aniversario 150 del nacimiento de su gran hijo predilecto



2
#

3
#

4
#

Las obras de Gustav Klimt ilustran bolsos, camisetas o tazas, y “El beso” es uno de los posters más populares en todo el mundo. Por eso, Viena se prepara para celebrar por todo lo alto el aniversario 150 del nacimiento de su hijo predilecto. Y aunque aún faltan varios meses ya puede verse un aperitivo del “Año Klimt 2012” en el palacio Belvedere, con la exposición “Pioneros de la modernidad”. “Para cualquier destino es un regalo cuando llega el aniversario de alguien mundialmente famoso y Klimt es una marca internacional”, dice la portavoz de la oficina de turismo de Viena, Vera Schweder. Y para bucear en la oleada modernista que sigue vigente desde hace décadas, el año que viene todos los grandes museos de la capital austríaca ofrecen su visión de Klimt. “En situaciones normales, tenemos ya la mayor cantidad de obras de Klimt del mundo, pero nunca habíamos reunido tantas como las que se verán el año próximo”, afirma Schweder. Casi todos los museos han tomado obras prestadas de otras ciudades. El punto de partida de esta oleada de muestras comienza en el Belvedere, que posee la mayor colección mundial del artista. Hasta principios de marzo, allí podrá analizarse la colaboración entre Klimt y el arquitecto Joseph Hoffmann. En el Belvedere Alto podrá verse a partir de mediados de 2012 la gran exposición “150 años de Gustav Klimt”. Numerosos hoteles ofrecen ya “paquetes Klimt” en los que apuestan especialmente por el carácter erótico-romántico de sus obras. Por ejemplo, los fans del artista podrán adquirir la oferta “exclusividad romántica” (318 euros): diez minutos solos en el Belvedere con la obra “El beso”, ideal para declaraciones amorosas. (DPA)


Comentarios


Se viene el “año Klimt”