“Sensibilidad encapsulada”



Hace unos días fui a hacer mountain bike por las bardas de Neuquén. Recorriendo las mismas y disfrutando el paisaje, aprovechando los senderos, inicio el descenso hacia un camino que llega hasta Rincón de Emilio. Bueno, cuando termino de descender al costado del camino veo un perro muerto. Pensé “qué lástima, terminó de vivir”. Pero cuando llego al lado veo que hay dos perros más en ese estado, todos de buen porte, y entonces no sólo me dio lástima sino también indignación, porque estas muertes seguramente las había provocado un ser humano. Dije “el que hizo esto tiene un corazón de piedra”, pero después opiné “esta persona tiene la sensibilidad encapsulada”. De cualquier manera, el que asesinó a esos tres perros evidentemente tuvo una pésima actuación como ser humano, y no sólo por esas muertes, sino porque después deja esos cadáveres al costado de un camino, produciendo éstos con su descomposición la posibilidad de que se generen enfermedades o pestes en un lugar en el que pasa permanentemente gente. Este pésimo proceder refleja lo errado o resentido que está el individuo, no sólo por el desprecio a la vida, sino también hacia todos los ciudadanos, porque en un lugar que se supone es para disfrutar de un estado de placidez uno se termina encontrando con esa visión desagradable y pierde la paz. Espero que si alguien vio a esta persona de pésima actuación la denuncie, no solamente por matar a esos tres perros, sino porque recalco también las probables enfermedades que provocaría la descomposición de los mismos en la vía pública a los seres humanos que transitan por la barda permanentemente. El que hizo esto espero que algún día recapacite por su mal proceder. Por suerte creo que los sentimientos negativos no son de mucha gente, son minoría, y de acuerdo a los malos momentos vividos, y pese a todo, la mayoría de las personas se comportan bien, por eso espero que esta minoría de personas resentidas se sensibilice y cambie de parecer. Horacio C. E. Marcote DNI 11.233.956 Neuquén

Horacio C. E. Marcote DNI 11.233.956 Neuquén


Comentarios


“Sensibilidad encapsulada”