“Sí al hospital público”



Siempre dije a mis familiares y amigos que ante cualquier urgencia de salud que sufriera concurriría a un hospital público. Seguramente mi convencimiento se sustenta en las veces que recorrí hospitales por enfermedades de familiares, especialmente por parte de mi padre. Vi cómo se desempeñaba el personal, aun con escasos elementos para desarrollar sus tareas, con una gran dedicación y esfuerzo para con los pacientes para que los mismos se sientan lo mejor posible y puedan subsanar sus dolencias cuanto antes. A esas experiencias le agrego el convencimiento personal, incluido en mi razonamiento político, de que unos de los pilares de cualquier sociedad que se digne de querer ser más justa, es, sin lugar a dudas, la salud pública al servicio de todos los ciudadanos, con o sin obra social (tal es el caso de la provincia de Río Negro desde hace muchos años). Lo que tenía pensado y decidido se hizo realidad, sorprendiéndome como en la mayoría de las cuestiones de la vida el día viernes 4 del corriente mes a las 3:40 de la mañana. A esa hora tuve una fuerte descompensación de mi salud, lo cual me hizo perder por momentos el conocimiento. Mi familia, paralelamente a atenderme de la forma que podía, trató de comunicarse primero con el 911, lo cual no fue posible, no fueron atendidos. Llamaron entonces al 107, número de teléfono por el cual se pudieron comunicar con el hospital de la ciudad de Viedma, Artémides Zatti. Luego de unos minutos llegó la ansiada ambulancia con tres tripulantes que me atendieron con una gran profesionalidad y sobre todo con mucha contención. El mismo trato lo tuve en casi las diez horas que pasé internado en el nosocomio, primero en Emergencias y luego en Observaciones. Para mi atención, consulta, diagnóstico y medicación trabajaron enfermeras, camilleros, mucamas y médicos de distintas especialidades, de los cuales no conozco sus nombres pero si viví su hospitalidad, respeto y dedicación profesional. Con ello corroboré que no estaba equivocado y pude sobrellevar una situación por demás difícil. No tengo más que agradecimiento para todos ellos… En relación al conocido y promovido número 911, no voy a “gastar” más letras en ello ya que por lo menos en mi caso, no merece más, dejo que otros rionegrinos lo hagan. Gustavo Adolfo Picchi DNI 16.521.352 Viedma

Gustavo Adolfo Picchi DNI 16.521.352 Viedma


Comentarios


“Sí al hospital público”