Siete escuelas sin clases y 26 barrios sin suministro

La crisis se profundizó por la rotura del acueducto de Parque Industrial y fue un disparador de nuevos cruces por el servicio entre el municipio y la Provincia.



#

La indignación de los vecinos se expresó en reclamos y un corte de calles. El EPAS anticipó la normalización del suministro.

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- La guerra del agua entre el municipio de Neuquén y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) tuvo ayer su peor jornada, dado que un grupo de vecinos de Villa Ceferino cortaron una calle ante la falta del líquido desde hace cinco días y al menos siete escuelas de la zona oeste no pudieron dictar clases.

Desde el municipio se informó que se enviaron 130 camiones de agua potable a distintos puntos de la ciudad y que “sobre 48 barrios en 26 falta agua”.

En tanto que desde el EPAS aseguraron que los trabajos de reparación del acueducto de Parque Industrial ya terminaron y le pidieron a la comuna “el cese del riego de los espacios verdes”, hasta que normalice el servicio.

Desde la seccional Capital de ATEN se informó que las escuelas 199, 150 y 175, el jardín 17 y los CPEM 44, 48 y 60 suspendieron ayer el dictado de clases ante la falta de agua. Remarcaron que “el CPEM 48 perdió dos días, porque el jueves tampoco dieron clases”.

Indignado el secretario de Servicios Urbanos municipal, Sergio Sanfilippo, ironizó: “al final el ministro de Guillermo Coco cumplió su palabra y literalmente secó la ciudad”.

Añadió que “sólo en la mañana recibimos 300 llamados de gente que no tenía agua y en camiones cisterna distribuimos algo así como 1.000.000 de litros, pero no alcanza”.

Explicó que “de la decena de cargadores que hay en la ciudad del EPAS sólo uno tiene agua, por lo que tuvimos que hacer un convenio con la cooperativa de Rincón de Emilio para hacer más rápida la carga”.

Antes de las 9 vecinos de Villa Ceferino cortaron las calles Novella y Tricao Malal para exigir el restablecimiento del servicio o al menos la entrega de agua embotellada.

“El EPAS nos prometió que nos iban a traer bidones y hace una semana que no tenemos una gota de agua”, reclamó Valeria Benavides una de las vecinas.

Desde el EPAS aseguraron ayer que el servicio estará completamente normalizado en 15 días cuando se termine el mantenimiento al Nexo 5 de Mari Menuco.

Señalaron que “para hacer mantenimiento se sacó de servicio todo el Nexo 5 y se vaciaron las cisternas. Eso generó baja presión. Para garantizar el servicio se reactivaron los bombeos desde el río Limay y desde el Neuquén. Pero justamente el bombeo de Parque Industrial en el río Neuquén, que estaba inactivo desde 2010, falló y se rompió”, reparación cuyos trabajos se informó ayer que ya fueron finalizados y que permitirán recobrar poco a poco caudal en las redes que alimentan al populoso oeste de la ciudad.

Guerra del agua


Comentarios


Siete escuelas sin clases y 26 barrios sin suministro