Sin rastro de los pescadores de Catriel

El clima y el difícil acceso a la costa limitaron el operativo que montaron las fuerzas de seguridad de Río Negro y La Pampa, para dar con Darío Aranguez (31) y Moisés Durán (44). Desde el lunes su familia no tuvo más contacto.





Las condiciones climáticas limitaron el operativo que montaron las fuerzas de seguridad de Río Negro y La Pampa, en la búsqueda de dos pescadores de Catriel que están desaparecidos desde el martes. Fueron tres personas las que el lunes se embarcaron sobre el lago Casa de Piedra, uno de ellos fue hallado sin vida el miércoles. Se trata de Eduardo Aranguez (52). Durante toda la jornada continuaron con la búsqueda de su hijo Darío Aranguez (31 y el sobrino, Moisés Durán (44).

Este jueves por la mañana se sumó al operativo personal de Protección Civil de La Pampa, pero no lograron resultados. El intenso viento y el difícil acceso a la costa complicó la tarea.

Según confirmó la Policía pampeana, varias empresas petroleras que trabajan en el sector adonde se llevan adelante las tareas de rastrillaje, ofrecieron su colaboración.

“Siguen trabajando pero hay mucho viento y eso nos complica”, reconoció Juan Aníbal Mercado, jefe de la Unidad Regional IV de la policía pampeana. No obstante insisten y sumaron personal de Protección Civil de esa provincia. “Para llegar a la costa hay que hacer muchas maniobras, es un terreno intrincado”, agregó.

El miércoles realizaron la autopsia al cuerpo de Eduardo Arangurez, un policía retirado en La Pampa que residía en Catriel. La causa de muerte fue ahogamiento. Según informaron es una persona muy conocida en la zona.

Para practicar la necropsia debieron trasladarlo a Santa Rosa, ya que en General Acha no había médico forense. Una vez en la capital provincial fue identificado por un sobrino que vive allí, pese a que los policías que lo trasladaban supieron desde un principio de quien se trataba. Fuentes policiales informaron que sería trasladado a Catriel para ser entregado a su familia. No presentaba signos de violencia, agregaron.

El cuerpo fue encontrado a las 13:30 del miércoles, a unos 40 kilómetros del embalse, en territorio pampeano. Estimaron que cerca de las 11 del lunes se embarcaron los tres familiares a bordo de un bote, en la zona que se conoce como lago Sargento Ocón. Desde esa misma tarde no hubo más contacto con sus allegados.

Cerca de las 2:30 del martes, la pareja del difunto informó a la Comisaría Novena de Catriel. A partir de ese momento se activaron los protocolos de búsqueda de la Policía, Prefectura y Bomberos de Río Negro y La Pampa.

Como el lunes hubo fuertes vientos en toda la región, la principal hipótesis es que pudo haber ocasionado que el bote vuelque o se averíe.


Comentarios


Seguí Leyendo

Sin rastro de los pescadores de Catriel