Sobre los argentinos y los ansiolíticos





El ensayo «La argentina ansiolítica», de la periodista Valeria Shapira, muestra a través de diferentes crónicas cómo es el comportamiento de los argentinos que viven pendientes de tomar diferentes píldoras para solucionar ansiedades, depresiones y cualquier altibajo en el ánimo.

«Sin esta cajita no puedo volver a casa», anuncia un hombre en una farmacia. «¿Tenés la receta?», preguntan del otro lado del mostrador. -«¡Nooo, vendémela así!. Es la droga que mantiene tranquila a mi mujer». La farmacéutica sonríe. Bueno, hoy la vas a tener que sacar a pasear -bromea- sin receta, no te la vendo». «Dejate de joder, no te hagas la legal», relata Shapira.

«En el libro reúno historias de hombres y mujeres que tienen o tuvieron relación con todo tipo de pastillas y más de uno se va a sentir identificado porque somos de los países de mayor consumo», comenta. «Mis relatos tratan de un fenómeno que está relacionado en general con la clase media y media alta que son los que tienen la posibilidad de deambular con los ansiolíticos en la cartera, o en el bolsillo y usan este tipo de drogas como un estilo de vida y no para curar determinada patología», considera la investigadora.

Las crónicas están entrelazadas con datos científicos, los diversos tipos de drogas, la venta que tiene cada tipo y los factores físicos y psíquicos que produce su ingesta. El término clonazepam, se repite una y otra vez a lo largo de la entrevista y Shapira subraya que se trata de «la droga más consumida».

Shapira aclara que «el libro no es una crítica a los ansiolíticos, ni a las personas que los consumen: «Muestra la realidad de los argentinos y trata de apuntar a las causas que determinan este comportamiento». Lo que destaca la periodista, es el hecho que este asunto «circula en las conversaciones cotidianas pero no se le da la importancia necesaria a pesar del incremento de personas que toman pastillas». «Algunos consideran que los argentinos a los problemas estructurales les buscamos soluciones individuales y entonces lo que hacemos es medicar la crisis en vez de buscar soluciones de fondo». (Télam)


Comentarios


Sobre los argentinos y los ansiolíticos