Bariloche ya recibió a los primeros estudiantes extranjeros

Se trata de un grupo de jóvenes de 16 años de Santiago de Chile que debió cruzar la frontera por Mendoza. El contingente permaneció cinco noches en Bariloche.

Luego de recuperar el turismo estudiantil con una temporada que cerró hace pocos días y que trajo a la ciudad unos 70 mil pasajeros, Bariloche dio otro paso clave en la reactivación de ese segmento con el ingreso del primer grupo de jóvenes chilenos, luego de una veda de dos años obligada por la pandemia.

El primer dato sobre la llegada del grupo estudiantil del país vecino lo aportó un empleado de la oficina de informes ubicada al ingreso a la ciudad, donde deben declarar su ingreso en forma obligada. Luego lo confirmó el secretario de Turismo, Gastón Burlón, quien dijo que fueron casi 30 chicos de 16 años de Santiago de Chile que ya regresaron a su país.

El traslado del contingente del colegio inglés San José de Linderos estuvo a cargo de la empresa Surland Viajes, con domicilio en Bahía Blanca, que también suele vender en el exterior.

Desde la empresa, indicaron que el viaje «se hizo muy largo» ya que no pudieron cruzar la frontera por el paso Cardenal Samoré -que solo está habilitado para los viajes humanitarios- sino por Cristo Redentor, a la altura de Mendoza.

El contingente desembarcó en Bariloche el 10 de marzo y permaneció cinco noches en la ciudad.

Burlón dijo que fue un grupo de 29 estudiantes con dos acompañantes y se alojaron en una hostería del cerro Catedral. La empresa operadora les vendió en fecha reciente y que los jóvenes “quisieron viajar ahora”, antes del comienzo de clases.

Los 29 estudiantes chilenos llegaron a Bariloche el 10 de marzo.Foto: gentileza gentileza: Maxi Lavayen

Lo usual en el caso de los estudiantes chilenos es que lleguen a la ciudad entre noviembre y diciembre. En general son chicos de menor edad que los egresados argentinos (en promedio, unos 15 años) y eligen a Bariloche como destino de lo que llaman “gira de estudios”.

Burlón dijo que no suelen tener los mismos consumos y actividades que el resto de los grupos estudiantiles, no van a las discotecas y por eso pasan más desapercibidos.

El sector estudiantil celebró hace pocos días la normalización de la actividad con grupos procedentes de Buenos Aires y otros centros emisores nacionales, que tuvo esta vez un cronograma escalonado y concluyó en los primeros días de marzo, cuando lo usual antes de la pandemia era cerrar dos meses antes.

Pero a la hora de la evaluación los operadores habían subrayado que para consolidar la nueva etapa post pandemia hacía falta recuperar el turismo estudiantil chileno y uruguayo, que en años anteriores aportaban hasta 20.000 pasajeros. El ingreso del primer grupo del país trasandino brinda una primera señal positiva en busca de ese objetivo, reconoció Burlón.

Dijo que recuperar ese público hasta ahora había resultado muy difícil por las restricciones que mantiene Chile para el ingreso a ese país, tanto de turistas como de nacionales que viajan al exterior.

Este primer grupo oriundo de Santiago de Chile se realizó una PCR 24 horas antes del regreso y debió hacerse otro en el ingreso a ese país, además de cumplir entre 12 y 24 horas de aislamiento en sus domicilios a la espera de los resultados negativos del test.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora