Desbordes cloacales y calles detonadas: crece el malestar en dos barrios de Roca

En la zona noreste están hartos de los desbordes cloacales. En las últimas horas sufrieron algunos cortes y baja presión en el suministro de agua potable. Hay quejas por el deterioro de las calles.





Vecinos de barrio Universitario y las 500 viviendas están muy molestos ante la recurrencia con la que se producen los desbordes las aguas servidas sobre calle Río Negro y Panamá. Manifestaron que el problema no encuentra solución, pese a los reclamos ante las autoridades. Por consecuencia de la continua humedad, se generaron varios «cráteres» en el asfalto.

Según un relevamiento que realizó este medio, los desbordes se generan a partir del taponamiento de la alcantarilla central que existe entre los núcleos de las 500 viviendas, ubicados en calle Panamá y Río Negro. Esta situación se advirtió hace algunos meses cuando se produjo un colapso generalizado.

Hace menos de 90 días, se registró un taponamiento en las cañerías cloacales de la alcantarilla central de los núcleos que componen las 500 viviendas en Roca. Foto Alejandro Carnevale.

«Todas las cloacas del barrio están así. Ayer anduvo gente del municipio de Roca, pero esto es un asco siempre. Hace una semana se volvió a romper y está todo inundado. Después queda el barro y el olor», comentó una vecina ante la periodicidad de las situaciones de desborde cloacal y agregó que esta mañana no hubo suministro de agua.

A las quejas de los frentistas se suma la falta de una solución integral desde la prestadora Aguas Rionegrinas(ARSA), ante este contexto de «insalubridad» denunciada por los vecinos.

Otro de los reclamos que inquieta a los vecinos de barrio Universitario es la continua humedad y la consecuencias que produce en el asfalto de calle Río Negro y Perú. A raíz de los recurrentes derrames de líquidos cloacales, se generaron grandes pozos que perjudican el tránsito vehicular en estas calles.

En algunas zonas, se produjo el hundimiento de la capa asfáltica. Foto Rodrigo Sandoval.

Según estudiantes universitarias que residen frente al desagote cloacal, la situación comenzó a tomar fuerza nuevamente hace dos semanas. «Se llena de agua de cloacas, sobre todo en las residencias de las esquinas. Nos piden que no tiremos nada que pueda obstruir las cañerías, porque al parecer el sistema está mal hecho o está muy viejo», expresó una de las estudiantes.

Este medio consultó a autoridades de ARSA sobre los desbordes, pero -hasta el momento- no respondieron al requerimiento periodístico.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Desbordes cloacales y calles detonadas: crece el malestar en dos barrios de Roca