Educación ambiental: la clave para implementar el proyecto Girsu en los municipios del Alto Valle

El proyecto Girsu Alto Valle fue impulsado por el gobierno provincial en conjunto con seis municipios de Río Negro. El objetivo es terminar con los basurales a cielo abierto, pero antes los municipios deberán trabajar para concientizar a la población. 
 





Cada día el Proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) está más próximo a ser una realidad. Según se anunció en noviembre se realizará la licitación que impulsa el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación de la planta recicladora de Cipolletti.  

Pero, previo a la creación de la planta los municipios de Cipolletti, Allen, Fernández Oro, Cinco Saltos, Campo Grande y Contralmirante Cordero deberán comenzar a trabajar en un plan de educación ambiental.  

Este mes la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Río Negro, Dina Migani explicó que antes de que Girsu se convierta en una realidad los municipios deberán comenzar a trabajar para concientizar a la población. “Este es el momento para empezar a trabajar entre los municipios para concientizar en la clasificación y la separación de residuos, para que cuando GIRSU esté en marcha ya haya un avance y la cantidad de residuos que lleguen a Allen sea menor”, dijo Migani. 

El objetivo es educar a la ciudadanía a través de un proyecto de comunicación ambiental y social que permita concientizar a la población acerca del proyecto y que logren generar un cambio de hábito respecto al manejo de los residuos y promoviendo así acciones de participación. El plan beneficia a todos los municipios, sin embargo, queda mucho por trabajar para que pueda concretarse.  


Girsu en Cinco Saltos 


La asesora de ambiente de la municipalidad de Cinco Saltos, María Abad explicó que están trabajando en acciones previas a la implementación de Girsu. “Estamos trabajando con actividades en las escuelas, con la gente que separa los residuos, los emprendedores y con algunas personas que trabajan en el basural local. Empezamos con actividades y a planificar proyectos para el próximo año. También realizamos una feria ambiental con las escuelas para que los vecinos vean qué se puede hacer con la basura”.  

Por otro lado, expresó que el objetivo es trabajar para cambiar la cultura. “Tiramos los líquidos cloacales al río y a la barda los residuos, por lo tanto, hay que empezar a ser conscientes y disminuir la cantidad de residuos que generan los mismos vecinos, tenemos que cambiar esas prácticas”, finalizo Abad. 


Puntos limpios en Cipolletti


Por su parte, en Cipolletti los referentes del área de Educación Ambiental que pertenece a la dirección de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la municipalidad desconocen el plan de educación. Explicaron que no tienen conocimiento de un plan de educación ambiental de Girsu previo a la implementación de la planta.

«Seguramente se aplique, pero por el momento no nos han informado. Nosotros de todas formas siempre colaboramos y nos apoyamos con Servicios Públicos en cuanto a la gestión local de residuos ya sea a través de proyectos y programas”, expreso la referente del área, Selva Meriño.

Además, explicó que actualmente trabajan con un programa que se realiza a través de municipios saludables. «En este programa las áreas trabajamos en la sensibilización y educación sobre los residuos sólidos urbanos haciendo hincapié en los puntos limpios de la ciudad que es una facilidad que existe en Cipolletti”.

Cipolletti actualmente existen nueve puntos limpios instalados en diferentes sectores de la ciudad. Los contenedores sirven para la disposición de papel, cartón y plásticos, a futuro está previsto instalar nuevos puntos en otros sectores. Sin embargo, mucho de lo que se recicla en esos puntos, se desaprovecha en otros espacios. Y es que en el predio de Servicios Públicos se acumula lo que los vecinos reciclan.  

Los puntos limpios son gestionados por la Secretaría de Servicios Públicos.  

Durante un recorrido por el predio ubicado en la calle Saturnino Franco 2050 observamos que lo que la gente recicla en los domicilios se ha acumulado en este lugar, generando que la chatarra se mezcle con la montaña de basura que quedó esparcida en este espacio.

A simple vista observamos que el microbasural que se originó en el predio del municipio no está controlado y ante este panorama es difícil hablar de educación ambiental si los mismos responsables de controlar lo que se recicla desperdician el trabajo de los vecinos. 


El plan educacional de Girsu 


El programa comprende la ejecución de un proyecto de comunicación sobre consumo sustentable en instituciones educativas, hogares, oficinas públicas y privadas.

Anticipa que para comenzar con esta iniciativa se deberá contactar a referentes de los municipios para evaluar la forma de incorporarse en estas acciones de concientización ambiental. Mientras que, en las escuelas, la Ley de Educación Ambiental y el plan de comunicación social y ambiental serán las herramientas fundamentales para poder implementarlo.  

El plan de Comunicación Ambiental y Social está conformado por los siguientes proyectos según se informó en la consulta pública realizada meses atrás en Cipolletti. A partir de ahora cada municipio deberá comenzar a planificar cómo aplicarlos. 

– Proyecto de comunicación sobre el consumo sustentable y la separación en origen. 

– Proyecto de comunicación sobre consumo sustentable en el hogar. 

– Proyecto de comunicación para la separación de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) en el hogar   

– Proyecto de comunicación sobre consumo sustentable en oficinas públicas y privadas.

– Proyecto de comunicación sobre separación de RSU en oficinas públicas y privadas.

– Proyecto de comunicación sobre consumo sustentable en instituciones educativas. 

– Proyecto de comunicación sobre separación de RSU en instituciones educativas.  


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Educación ambiental: la clave para implementar el proyecto Girsu en los municipios del Alto Valle