Estafa de las viviendas en Neuquén: fue a reclamar al depósito de la constructora, pero había desaparecido

Es una de los 20 damnificados que reclaman la entrega. Ya entregó más de un millón y medio de pesos, y no puede sostener su alquiler.





Yanina Zapata es una de las damnificadas a las que Viviendas Amanecer, una constructora de Neuquén, no le entrega su vivienda incumpliendo con el contrato. En su caso entregó un millón y medio de pesos en mano, pero aún no tiene su casa. No puede sostener su alquiler y quiso reclamar en el depósito de la empresa, pero lo habían desalojado.

Yanina Zapata es parte de una de las damnificadas que ya inició acciones legales con su abogado por el incumplimiento del contrato de una constructora al no entregarle su casa, después de haber pagado un millón y medio de pesos en mano.

«Hice una denuncia el jueves porque a nosotros la casa nos llegaba en junio, pero por diferentes razones nos fueron corriendo la fecha», comentó Yanina. Desde la empresa le dijeron que se la iban a entregar el 15 de noviembre, pero no sucedió y aún espera respuestas.

Según informó Yanina, su abogado le exige a la constructora una entrega inmediata. «Pagué 60 cuotas, mas de un millón y medio, y tengo que seguir pagándoles«, mencionó. «Si vos te atrasas mas de dos meses te cancelan la casa, yo pagué todas las cuotas», expresó.

«Presenté todos los papeles con mi abogado y esperaremos a que contesten, si no vamos a iniciar acciones legales«, aseguró la damnificada.

Ante la gran cantidad de personas que se encuentran en la misma situación, Yanina intentó obtener respuestas desde otro lado. «Trate de mandarle un mensaje al intendente Mariano Gaido por Facebook porque tiene que saber que viene esta gente a estafar, pero no me han contestado», indicó.

Pagar para una vivienda y sostener un alquiler

En 2021 Yanina Zapata entregó un millón y medio de pesos para su vivienda, desde ese momento la empresa tuvo 120 días para entregarla, pero nunca lo hizo. «Yo logre hacer un negocio para tener mi casa, les entregue toda esa plata», comentó.

A Yanina le quedaron 24 cuotas para pagar, pero entregó casi el total. «Pagué la firma del contrato, el flete, y ahora sigo pagando las cuotas que son de 20 mil pesos hasta enero, y después me aumentan», relató acerca de sus gastos.

Yanina vive con sus tres hijos y su marido en una vivienda que alquila por 70 mil pesos aproximadamente, cuyo contrato se vencía en octubre. «Tuve que pedirle al dueño que me aguante un mes porque me entregaban la casa ahora, pero nunca llegó», relató.

Al vencer su contrato debe pagar nuevamente la renovación y el aumento de este. «Para quedarme donde estoy tengo que pagar 150 mil pesos y si me mudo me tengo que mudar a un galpón porque estuve buscando alquileres y no bajan de 80 mil, algo chico con dos habitaciones», expresó.

«Tengo mucha bronca porque tengo que pagar 20 mil pesos de cuota, somos todos laburantes y vienen a reírse en la cara de todo el mundo y llevarse plata» manifestó. «Nosotros optamos por conseguir una casa de esta forma porque es la mas rápida de tener algo pero esta gente te da mil vueltas», agregó.

El depósito de la empresa desapareció

Cuando Yanina debía recibir su vivienda le dijeron desde la empresa «tu casa ya está cargada en el camión», pero siguen sin entregarla.

El 15 de noviembre Yanina decidió pasar por el depósito de la constructora en calle Saturnino Torres a ver si habían noticias, pero en su lugar se encontró sin elementos de construcción y con unos muchachos que le dijeron «ellos ya no están más acá, se llevaron todo», contó.

Otra de las damnificadas pasó alrededor de esa fecha también y quienes estaban ahí le dijeron «señora nos vamos» y le dejaron un par de cerámicos.

«Ahora no sé que pasó con el depósito y desconozco si hay otro en otro lado», comentó Yanina.

Depósito en calle Saturnino torres 954 de neuquén

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Estafa de las viviendas en Neuquén: fue a reclamar al depósito de la constructora, pero había desaparecido