Habló Elena, la trabajadora baleada durante el enfrentamiento de ATE: “Nadie pensó que esto iba a terminar así” 

La mujer recibió un disparo en medio de los disturbios que protagonizó ATE en la localidad andina. Fue hospitalizada y se encuentra en periodo de recuperación. 





Elena Cabezas, la mujer que recibió un disparo en medio de los disturbios por un enfrentamiento armado entre facciones de ATE en San Martín de los Andes, fue hospitalizada y se encuentra en periodo de recuperación. Comentó acerca de lo que sucedió ese día y aseguró que “nadie pensó que esto iba a terminar así”. 

La empleada municipal de San Martín de los Andes, relató a Radio La Red lo que sucedió el día en que el enfrentamiento armado entre facciones de ATE terminó con un proyectil alojado en su cadera.  

“El viernes fui a trabajar como todos los días y a las 10 empezamos a escuchar que empezaba una manifestación” mencionó Elena. Aclaró que no trabaja en el edificio municipal, sino en unas oficinas que quedan a la vuelta, pero que ese día se encontraba en la delegación principal cuando comenzó la protesta. 

La manifestación se concentró en la esquina del lugar, “bloquearon las dos puertas de ingreso de la municipalidad y quedamos todos encerrados”, contó la trabajadora. “Primero era una marcha con bombos y después se tornó muy violenta, empezamos a sentir miedo porque golpeaban las ventanas, las puertas y después empezaron a tirar piedras”, señaló.  

Mencionó que no había custodia policial “como para una manifestación”. “Nadie pensó que esto iba a terminar así, de esta manera, no estábamos preparados para recibir esta manifestación”, dijo. “Algunos de nuestros compañeros empezaron a sostener con bancos para que los de afuera no ingresaran, y ese forcejeo se tornó masivo”, comentó. 

Según Cabezas, las personas comenzaron a descomponerse debido al gas lacrimógeno y gas pimienta “que tiraban en la cara”. “Las empezaron a sacar al pasillo y del pasillo a una puerta trasera que iba para la calle de atrás”, indicó, y fue ahí donde decidió mover su auto a otro lugar, ya que se encontraba estacionado frente a la manifestación.  

Creyó que había sido un piedrazo

«Un compañero me pidió correr su auto también y fui corriendo, ahí recibí el tiro en la cadera”, relató. Creyó que el dolor había sido un piedrazo o una herida superficial, “alcancé a sentarme en el auto y lo cerré, no podía mover la pierna y cuando me toqué la cadera saqué toda la mano con sangre”, contó.  

Un compañero se acercó a ver que sucedía con Cabezas y le mencionó que el dolor de su cadera era un disparo. “No vi quien fue el autor, no sé si había más personas armadas, solo sentí el disparo”, contó.

La trasladaron al hospital y le informaron que la bala había ingresado en la cadera del lado lateral izquierdo y se había alojado en la zona del coxis. 

“Tengo dos meses para poder recuperarme, ayer me pude mover y levantarme, estuve dos días acostada”, expresó la trabajadora. “El intendente estuvo en todo momento pendiente y acompañándome”, aseguró.  

Contó que el municipio inicio todas las acciones legales. “Ahora yo, en principio, estoy focalizada en poder recuperarme, poder caminar y rehabilitarme”, finalizó.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Habló Elena, la trabajadora baleada durante el enfrentamiento de ATE: “Nadie pensó que esto iba a terminar así”