Con pelo corto y teñido, Jofré se presentó y quedó detenido por el tiroteo en San Martín

Fue acusado por el intento de homicidio de tres personas. El juez Bagnat le impuso seis meses de prisión preventiva, porque consideró, entre otros argumentos, que la fuga y su traslado hasta Neuquén capital evidencian que tuvo "cierta protección".





Con un cambio de apariencia, pelo corto y teñido, Pedro Jofré ingresó pasadas las 13 a la sala de audiencias de la Ciudad Judicial de Neuquén. Fue acusado de intentar asesinar con un arma de fuego a los fotógrafos Patricio Rodríguez (diario Río Negro) y Federico Soto (La Mañana de Neuquén), y a la trabajadora municipal Elena Cabezas, quien se encuentra aún internada en la ciudad de San Martín de los Andes, por las lesiones que presenta en la región lumbar izquierda.

El viernes 29 de julio, a las 10.50 aproximadamente, en la intersección de las calles General Roca y Juan Manuel de Rosas, Jofré extrajo un revolver calibre 32, cargado y apto, y comenzó a disparar en pleno centro de la ciudad cordillerana. Allí se desarrollaba una movilización que terminó en un enfrentamiento de facciones del sindicato ATE. Los reporteros gráficos lo retrataron mientras él les apuntaba y tiraba.

De acuerdo a la acusación que sostuvo el fiscal jefe de Neuquén, Agustín García, el imputado se deshizo del arma, que fue secuestrada posteriormente, corrió y se fugó a bordo de un vehículo. Se trasladó 450 kilómetros hasta Neuquén capital, sorteando el «operativo cerrojo» y se presentó ayer ante la policía.

«Ahora vemos que ha cambiado su color de pelo, más bien tirando a rubio/anaranjado», señaló García, con cierta sorna. Y agregó: «él cree que actúa con impunidad».

El funcionario remarcó que «el primer disparo lo dirigió hacia el grupo donde se encontraba la facción contraria de ATE San Martín, y ese disparo que efectúa impacta sobre Elena Cabezas que había salido a ver una cuestión de su vehículo.»

La mujer fue intervenida quirúrgicamente, se le extrajo el proyectil, y requerirá un tiempo de curación, estimado hasta el momento de 60 días, por lo que califican como lesiones graves. Habrá que hacer ahora un cotejo con el arma secuestrada.

Jofré advirtió que lo estaban fotografiando y tiró a corta distancia, de no más de cinco metros, a los reporteros. De hecho Soto declaró que se había tocado el pecho pensando que estaba herido.

La abogada querellante, Melina Pozzer, que representa a Rodríguez, explicó que él se encontraba absolutamente afectado por la situación, por eso no asistió a la audiencia, y adhirió a la formulación de cargos de García que le imputó a Jofré el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa, en tres hechos.

Jofré junto a su defensor, Juan Coto. Foto Yamil Regules.

La fiscalía solicitó que quede detenido en prisión preventiva por el plazo de ocho meses. La asistente letrada, Lucila Maggiora, lo justificó en el riesgo de fuga debido al accionar de Jofré que descartó el arma, abandonó el lugar, viajó hasta la ciudad de Neuquén y modificó su apariencia física.

Ponderó además que todo esto era posible porque «cuenta con los medios tanto económicos, como de contactos políticos y sociales, que le han permitido darse a la fuga y permanecer oculto durante todo este tiempo», y que incluso se debía valorar el «acceso ilegítimo que ha tenido a las armas de fuego».

Maggiora sumó que Jofré no tiene residencia en San Martín, por lo que «vino de Neuquén para cometer estos hechos», y que disparó en temporada turística poniendo en riesgo a toda la población tirando «impunemente y a mansalva», tanto a quienes participaban de la protesta como a las personas que transitaban ocasionalmente y a la prensa que cubría el reclamo. El acusado está identificado con el secretario general del gremio, Carlos Quintriqueo, que ayer salió a respaldarlo.

El defensor Juan Coto planteó un plazo menor de detención, de seis meses, considerando especialmente que el fiscal general, José Gerez, había sumado al equipo que conduce Fernando Rubio en San Martín, el de Homicidios de García en Neuquén.

El juez de Garantías, Maximiliano Bagnat, conectado por Zoom desde San Martín, hizo lugar a la petición de Coto. Dijo que no estaba controvertido que se fugó, tuvo «ayuda de terceros para ocultarse», y que incluso «cambia su fisonomía». «El imputado cuenta con cierta protección, se ha podido trasladar desde San Martín de los Andes a Neuquén», aseguró. Añadió que «se debe resguardar la integridad física y psicológica» de las tres víctimas.

Manifestó que el tiempo de detención que indicó la defensa era razonable, ya que el plazo de investigación que fijó es de cuatro meses y dos más para llegar a juicio.

En la audiencia no se ventilaron circunstancias contextuales del ataque: las razones por las que Jofré estaba ahí con un arma, los antecedentes de las disputas gremiales, ya que ATE San Martín es opositor a la línea de Quintriqueo, y los dichos del secretario general que le endilgó responsabilidades al intendente de la ciudad, Carlos Saloniti (MPN).

García anunció que habrá una investigación conexa por los destrozos que se produjeron en el edificio municipal.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Con pelo corto y teñido, Jofré se presentó y quedó detenido por el tiroteo en San Martín