La tesorera acusada de fraude en Cipolletti fue destituida por el Deliberante

 La ordenanza fue aprobada por unanimidad. Ahora la funcionaria María Laura Illesca deberá afrontar otro proceso para removerla de la planta municipal. 

Este jueves, después del mediodía los concejales de Cipolletti sesionaron en las instalaciones del edificio municipal y aprobaron la ordenanza para remover del cargo a la tesorera municipal, acusada por desviar fondos de las arcas municipales. La destitución de María Laura Illesca fue aprobada por unanimidad, sin embargo, la funcionaria deberá tramitar otro proceso para ser removida de la planta permanente municipal. 

En un acto que denota la inmediatez de la situación y en respuesta a la solicitud urgente del intendente Claudio Di Tella, los concejales llevaron a cabo la sesión. El primer expediente que se trató fue la remoción del cargo de tesorera municipal que ocupaba Maria Laura Illesca.  

La concejal Lorena Yensen fue la primera en abordar la situación del municipio en relación al desvío de fondos. Yensen explicó que los concejales optaron por llevar el expediente a tratamiento sobre tablas debido a la urgencia del tema. De lo contrario, habría sido remitido a una comisión, lo que habría prolongado el proceso de tratamiento. 

La concejal habló sobre la auditoría que reveló las malversaciones de fondos llevadas a cabo por la funcionaria municipal, María Laura Illesca y aseguró que “la tesorera traicionó la confianza que los concejales depositaron en ella”.  Como resultado, el Deliberante tomó la decisión de destituirla de su cargo por unanimidad.

“Nos sentimos decepcionados como funcionarios y hoy por eso estamos dando las explicaciones del caso para que el vecino entienda la situación que se está atravesando. Illesca abusó del cargo que ocupaba, hacía movimientos bancarios para cuentas personal o de familiares, y claramente había un desvío de fondos públicos”, manifestó Yensen.  

Además, detalló que se inició un sumario a la tesorera con el propósito de evaluar su destitución del cargo. Durante este proceso, se le brindó a la tesorera la oportunidad de presentar pruebas en su favor. Sin embargo, Illesca optó por no hacer uso de esta oportunidad y no presentó ninguna evidencia en su defensa. 

El proceso de investigación continuó su curso, y se llevaron a cabo las debidas diligencias para recopilar pruebas. A raíz de este proceso que se determinó el perjuicio económico ocasionado por la funcionaria que supera los 5 millones de pesos.

Por su parte, el concejal Carlos Martínez Larrea explicó que si bien concluido el sumario y probado los hechos, Illesca será destituida de su cargo como tesorera, pero seguirá siendo empleada de planta permanente municipal. Para removerla de este cargó deberá tramitar otro proceso ante la Junta de Disciplinar que se encargará de instituir un nuevo sumario administrativo y resolver si la remueven de la planta municipal. 

“Esto es solo una parte del proceso, hoy el concejo va a dejar sin efecto la ordenanza que la nombró como tesorera, pero seguirá siendo parte de otro proceso. Cuando la nombramos en el año 2022, Illesca era una persona sin antecedentes, con título profesional, pero lamentablemente terminó de esta manera su mandato. Resta pedir que la investigación siga a fondo para ver si no hay otros involucrados y si el daño no es superior”, expresó.  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios