«No se colocan más calmantes»: pacientes sin atención por dolor de muelas en el hospital de Regina

La muerte de Diego Soto, el joven asistido por un dolor de muelas, habría generado un protocolo y en la guardia no estaría suministrando calmantes. Cómo sigue la investigación por el presunto caso de mala praxis.

«Me dijeron que por orden de los jefes del hospital no se colocan más calmantes a ninguna persona», contó una usuaria de salud pública sobre lo sucedido el martes, cuando concurrió a la guardia del hospital por un dolor muy fuerte de muela.

La mujer, consternada por el dolor, se tuvo que volver a su casa sin solución por una supuesta orden transitoria de no suministrar esta medicación. Lo único que le indicaron fue que tomara un «Actrón» por su cuenta.

El hecho fue el 27 de junio alrededor de las 13 horas, cuando concurrió ante la urgencia, en un horario en el que sabía que ya no atendía el servicio de odontología, aunque esperaba por lo menos algún tipo de solución.

«Me atendió la enfermera y le pedí si me podía sacar del apuro porque tenía dolor de muela», recordó la mujer, quien necesitaba calmar el dolor y planeaba sacar un turno a Odontología para otro día.

«Me contestó que tenían un protocolo de la salud pública que por la muerte del chico (Diego Soto), por un problema de la muela también, no se colocaban más calmantes, ni para muelas, ni para dolores de lumbalgia, y otros», contó la paciente.

Aquel día, cuando Soto fue asistido y un día antes de su deceso, había concurrido por un dolor de muela y por esa dolencia se le suministró un inyectable con Diclofenax y Dexametasona.

RIO NEGRO consultó a autoridades del Hospital reginense sobre esta situación denunciada por la usuaria, pero hasta el momento no hubo respuesta sobre cuál es el protocolo y si efectivamente se tomaron medidas y porqué.

Desde el Ministerio Público Fiscal aclararon que no pidieron ninguna medida excepcional al hospital en el marco de la investigación, por lo cual podría tratarse de una decisión inherente a Salud Pública. Desde la justicia no hay ninguna resolución respecto de eso.

Presunta mala praxis en Regina: cómo sigue la investigación


Cerca de cumplirse un mes de la muerte de Diego Soto, el joven que falleció el 8 de junio tras recibir asistencia por un dolor de muela en el hospital de Regina, sigue la investigación a cargo de la Fiscalía Descentralizada de la ciudad.

El fiscal Luppi solicitó al Cuerpo Médico Forense que se extraigan muestras para hacer estudios histopatológicos en laboratorios de Comodoro Rivadavia y de Cipolletti, que tienen sus propios tiempos.

Este tipo de investigaciones tienen un tiempo de duración de hasta seis meses, por lo que marcha dentro de los plazos establecidos.

La familia de Diego sigue buscando respuestas y sostienen que se trató de un caso de mala praxis. Ahora aguardan resultados de los estudios sobre el cuerpo del joven de 23 años. La autopsia había revelado que la víctima falleció por un «edema pulmonar agudo« y por eso se tomaron muestras para hacer estudios complementarios que ayuden a determinar los motivos que provocaron la muerte de Soto.

«Somos los primeros interesados en saber qué sucedió», había dicho una fuente del Ministerio de Salud de Río Negro días atrás, al entender que ese tipo de medicamentos no genera ningún tipo de reacciones adversas de las que sufrió Soto cuando fue asistido nuevamente en el hospital.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora