No van a una escuela en Roca porque no tienen abrigo ni zapatillas

La crisis, la falta de trabajo y el clima frío del otoño muestran su peor cara en una escuela de J J Gómez, donde muchos chicos dejaron de asisitir porque no tienen ropa, zapatillas ni abrigo. Ni siquiera tienen asegurada la comida de cada día. El colegio inició una campaña para ayudarlos.





La crudeza de la falta de trabajo, la pobreza y las escasas oportunidades del presente muestra su peor cara en una escuela de Roca, donde hace algunos meses más de un 20 por ciento de la matrícula del establecimiento había dejado de asistir a clases porque los adolescentes tenían que trabajar, porque no tenían calzado y abrigo o porque directamente no comían. La cifra del 20 por ciento se redujo, algunos menores volvieron a clases, pero las carencias siguen presentes.

La situación se da en la Escuela Secundaria 111 de J. J. Gómez, donde los estudiantes, docentes y directivos iniciaron una campaña para conseguir calzado, ropa y alimentos, porque hay alumnos que no tienen asegurada la comida de cada día. El grueso de la matrícula proviene de la zona rural más postergada de la ciudad. En muchos casos llegan en moto, en bicicleta o caminando, aunque viven a distancias grandes, por lo que el transporte también es un problema serio.

RN Radio habló con el director de la escuela, Hugo Soraire, quien no dudó en calificar la problemática del establecimiento como «muy complicada. Por la crisis no asisten a la escuela, pero por suerte el trabajo de ir casa por casa a ver por qué razón no venían a la escuela, nos permitió acercarlos otra vez. No a todos, pero en la pandemia un 22 por ciento había dejado de venir. Algunos siguen ausentes, pero muchos otros volvieron, aunque persisten sus carencias».

Soraire explicó que «con mucha timidez y vergüenza les contaron a sus tutores que no tenían qué ponerse, que no tenían ropa, que les faltaba abrigo, que las zapatillas estaban rotas. Además que no estaban comiendo bien. Por eso es que pusimos en marcha una campaña para que los chicos y en la medida de lo posible su familia reciban alguna ayuda. La comunidad del barrio y de los barrios cercanos nos ayuda mucho, pero nunca alcanza, ropa llegó bastante, pero nos falta abrigo, calzado de números como para adolescentes o sus padres, y sobre todo comida no perecedera. Lo que recibimos lo armamos para cada familia y se lo damos. Ahora estamos en la etapa de reciclar la ropa».

El directivo describió la realidad de muchas familias. «Los adolescentes terminan trabajando como jornaleros en las chacras, en la construcción porque la crisis, la falta de ingresos en las familias los obliga a buscar una salida. Y lógicamente si trabajan dejan de venir a la escuela».

Agregó que no sólo se busca ayudar a los estudiantes. «También a sus familias, los chicos tienen el refrigerio en la escuela, ahora pedimos un refuerzo y Educación nos dijo que sí, pero cuando se van a sus casas sus hermanos o sus madres o padres ni tienen para comer. Por eso les damos los alimentos que la gente nos trae«.

Por ahora la ayuda es sólo la que aportan los vecinos. Educación les reforzará el refrigerio, pero necesitan más, por lo menos mientras dure el invierno. Para ayudar se pueden dirigir a la escuela, de lunes a viernes, ubicada en Villegas y Félix Heredia o pueden llamar al teléfono del director Hugo Soraire (2984 – 695028) y coordinar la entrega de las donaciones.

Escuchá a Hugo Soraire, director del CEM 111 de J J Gómez, en «Digan lo que Digan» por RN RADIO:

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
No van a una escuela en Roca porque no tienen abrigo ni zapatillas