Vampiro blanco: piden que la justicia investigue al hombre que acosa a mujeres lactantes

Organizaciones de mujeres de Roca piden que se esclarezca ya quien está detrás de las redes. En la justicia aseguran que no hay denuncias y que la comercialización de leche materna es un ilícito, pero no es delito.





Organizaciones de mujeres y feministas se reunieron esta mañana en el Consejo Local de la Mujer Diversa de Roca y debatieron acerca los casos de lactofilia, acoso y abusos sexuales denunciados públicamente el martes a través de RIO NEGRO. 

La Campaña por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres sacó a la luz la situación luego de que los casos se conocieran por redes sociales. Se trata de un hombre que engaña a mujeres lactantes mediante una “oferta laboral” para obtener su leche todas las semanas bajo una supuesta razón de salud. 

«Queremos visibilizar el acoso que están sufriendo las mujeres y personas lactantes en la región por parte de un hombre de Ingeniero Huergo”, aseguraron en el comunicado hoy viernes, firmado no solo agrupaciones sino también instituciones y funcionarias de áreas de la Universidad del Comahue y el Hospital López Lima.

Piden a la justicia que investigue quién está detrás de estos perfiles de Facebook por los que se hacen ofertas de trabajo a madres lactantes y que se lo condene “por acoso y compra de leche materna”. 

Por otro lado, pretenden visibilizar que “la compra y venta de leche humana es ilegal” y está prohibida, tal como lo explicaron especialistas del Banco de Leche Humana del Hospital López Lima, único lugar donde se puede donar de manera segura.

«El hombre usa la necesidad de trabajo que tienen las mujeres que están maternando”, argumentaron también en el escrito. “Nos pronunciarnos contra las prácticas de acoso y abuso que ejerce este hombre”, aseveraron. 

No hay causa ni investigación abierta


Fuentes judiciales consultadas por RIO NEGRO explicaron que hasta el momento no se registran denuncias de abuso sexual vinculadas a casos de lactofilia en la provincia y es por este motivo que no hay investigaciones o causas en curso.

“Si no hay denuncia el Ministerio Público Fiscal no puede iniciar por sí mismo una investigación”, aseguraron, ya que se trata de un delito de instancia privada por lo que se requiere si o si la decisión voluntaria de la víctima de denunciar el hecho.

“Los delitos contra la integridad sexual como el abuso simple que están previstos en el artículo 119 del Código Penal, con víctima mayor de edad, son de instancia privada. Esto quiere decir que es decisión de la víctima si realiza o no la denuncia (art. 71 inc. 1 del Código Penal)”, explicaron.

Por otro lado, aseguraron que si bien la comercialización de leche materna es un “negocio ilícito” desde la normativa civil; “no es un delito, por eso no se puede investigar”, explicaron. No está tipificado en el Código Penal.

“No posee sanción penal por lo que no es perseguible desde el fuero penal por principio de estricta legalidad. En su caso dará lugar a sanciones administrativas o de otro fuero, pero no penales”, aseguró una funcionaria consultada.

Por lo tanto, desde la justicia aseguran que el caso de acoso en la lactancia y comercialización de leche humana que salió a la luz por denuncias públicas no puede investigarse hasta que exista alguna denuncia por un delito.

No obstante, enfatizaron en la necesidad de que quien se sienta víctima de abuso en este o en cualquier caso, se acerque a denunciar a la fiscalía a través del teléfono de turno.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Vampiro blanco: piden que la justicia investigue al hombre que acosa a mujeres lactantes