Alertan sobre un «vampiro blanco»: busca a mujeres lactantes para beber su leche en Río Negro

Madres denunciaron el caso y apuntaron a un hombre que reside en Huergo. La comercialización de leche materna está prohibida y para los profesionales, su consumo en adultos no tiene ningún sustento científico.





Un presunto caso de “lactofilia” salió a la luz en Roca luego de que varias mujeres denunciaran públicamente a una persona de Ingeniero Huergo quien utiliza las redes sociales para acceder a leche materna bajo la pantalla de una “salida laboral”. El caso resulta «inédito» en la región y profesionales de la medicina descartaron cualquier justificativo para su consumo. Aclararon que la comercialización está totalmente prohibida.

A través de un perfil falso de Facebook, esta persona, quien sería un hombre de unos 40 años o más, copta mujeres lactantes para obtener su leche voluntariamente a cambio de dinero en efectivo, que llegan hasta 10.000 pesos por semana.

Sin embargo, algunos testimonios arrojaron que el sujeto pide extraerla él mismo del pecho de la mujer, con el pretexto de que no se “contamine” o pierda sus beneficios. “Una de las que asistió al lugar donde él la citó, tuvo que escapar ya que intentó meterla en una camioneta”, alertaron desde la Campaña por la Emergencia en Violencia de Roca. 

Según los testimonios, el sujeto fundamenta el consumo de leche como parte un tratamiento de salud por una supuesta enfermedad que padece.  

«Hola estoy buscando donante de leche materna se paga 3200 y sería tres veces por semana 9.600 pesos«. Varias capturas de pantalla de publicaciones de Facebook a las que accedió este medio revelan lo que comenzó a ser una modalidad recurrente. 

A quienes responden o se contactan con la expectativa de la retribución económica; inmediatamente un perfil con nombre de mujer les pregunta: “¿Hace cuánto estás lactando y cuántos años tenés?». El 20 de julio otra “oferta de trabajo” se vio en las redes para madres lactantes. Especialmente para las que quieran generar ingresos para “trabajar” con una paga diaria de 4.000 pesos. 

“A mí me escribió porque tenía una enfermedad y la leche materna era su tratamiento, pero (la leche) tenía que ser directa del pecho porque si no perdía sus nutrientes”, comentó a este medio una joven que se vinculó por redes con el sujeto denunciado. 

Una joven de Roca, que por cuestiones de seguridad pidió reserva de su identidad, llegó hasta el lugar y ofreció un testimonio clave. “Vi la publicación en el Facebook y pagaba 3.200. Yo escribí y una chica que supuestamente es enfermera y me dijo que fuera que me podía ir a esperar a la parada de Huergo. Le dije que iba en moto”, contó la joven quien estaba advertida de que tenía que extraerse leche y depositarla en un recipiente. Finalmente, lejos de ir sola decidió ir acompañada por su pareja.  

“Cuando llegué al lugar el muchacho me atendió y yo pasé sola adentro. Estaba mi marido afuera, yo no sabía con que me iba a encontrar. Estaba la supuesta enfermera y el sujeto. Adentro había un televisor grande y cámaras por todos lados”, relató la mujer a RIO NEGRO. 

“Dijo que es por un tema estomacal que tiene y el doctor le recomendó que se aliviaba con leche materna”, reveló la mujer que estuvo en el lugar. En su caso, solo le hicieron extraerse ella misma, le pagaron y se fue. Así terminó todo el vínculo.

“Después me enteré que él usaba a las chicas o quería tomar del mismo pecho. A mi creo que fue porque estaba con mi marido, pero a mi eso no me pasó”, contó.

Al volver a su casa, quiso comunicarse de nuevo y la habían bloqueado de todas las redes. 

Fuentes judiciales y autoridades policiales consultadas por este diario, se mostraron sorprendidas por el caso y aclararon que no hay hasta el momento denuncias relacionadas con estos hechos.

Está prohibida la comercialización

Tras conocerse esta información, este medio se contactó con profesionales del hospital Francisco López Lima quienes adelantaron que en las últimas hora recibieron una alerta sobre esta modalidad.

Daniela Fernández, quien es nutricionista y coordinadora del Banco de Leche Humana, explicó que la comercialización de leche humana está totalmente prohibida y pidió a la comunidad no ingresar en este tipo de modalidades. Aclaró que la resolución 1930 del año 2011 prohíbe la comercialización en todos los países que integran el Mercosur. En esa misma línea la Ley provincial 5308 que crea el Banco de Leche, prohíbe cualquiera de estas actividades que son totalmente ilegales.

«Es donación gratuita, voluntaria, altruista y no se tiene que comercializar ni a través de dinero ni trueque. No se puede comercializar de ninguna manera», dijo la profesional quien además aclaró que pueden existir enfermedades que se pueden transmitir si la leche no recibe el tratamiento adecuado.

En esta misma línea también se expresó Cecilia Luengo, que también integra el Banco de Leche, quien aclaró que es una falacia el argumento de que esta persona necesita leche materna para un tratamiento. «Eso no existe. No tiene ningún fundamento científico. El consumo de leche materna es en una etapa infantil no en la adultez», dijo la profesional quien también se mostró sorprendida por el caso.

Qué es un «vampiro blanco»

La lactofilia es un tipo de fantasía sexual relacionada con la leche materna. Los “vampiros blancos” son hombres que llevan adelante esta modalidad de abuso en la que buscan por todas las vías, mediante excusas, beber o tomar leche directamente de los pechos de la mujer lactante como una forma de excitarse sexualmente.

Estas personas suelen navegar por las redes mediante perfiles falsos y en algunos casos llegan e integran grupos de lactancia, con el fin de obtener fotos, videos o relatos de su interés. Este modus operandi también les permite contactar a sus víctimas de manera personal.

“La lactofilia es otra forma de cosificar nuestros cuerpos donde se vulneran los procesos sexuales y reproductivos de la mujer”, aseguró Lara Ferrini, integrante de la Campaña por la Emergencia en Violencia. Además, pidieron a las víctimas que se acerquen a denunciar y advirtió sobre el acoso y el abuso sexual durante la lactancia. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alertan sobre un «vampiro blanco»: busca a mujeres lactantes para beber su leche en Río Negro