Sólo elogios para Keaton y Nicholson

"Alguien tiene que ceder" se ganó a los críticos en el Festival de Berlín



BERLIN, (AFP).- Jack Nicholson y Diane Keaton nominada para el Oscar a la mejor actriz) fueron elogiados ayer por la crítica y el público tras la proyección fuera de concurso de "Alguien tiene que ceder", realizada por Nancy Meyers.

La carrera por el Oso de Oro y los Osos de Plata, en tanto comenzó con el estreno mundial de "Confidences trop intimes", de Patrice Leconte (Francia), y "Daybreak", de Bjoern Runge (Suecia). América Latina hizo su entrada en la sección Panorama con tres documentales: "Traveling with Che Guevara", de Gianni Mina, "Digna hasta el último aliento", del mexicano Felipe Cazals, y "Fala tu", del brasileño Guilherme Coelho.

Una simple comedia de enredos lleva a un veterano conquistador, Harry Sanborn (Jack Nicholson), de 63 años, a tener un infarto, tras excederse con la dosis de Viagra para estar en forma ante Marin (Amanda Peet), una chica 40 años menor que él. Pero mientras se recupera del ataque se enamora de la madre de la joven, Erica Barry (Diane Keaton), una escritora de unos 50 años. A ésta, a su vez, le hace la corte el médico que atendió a Harry, Julian Mercer (Keanu Reeves), de 35.

Pese a los ingredientes tan sencillos y a la banalidad de la anécdota, "Alguien tiene que ceder" es sorprendentemente una buena película, con una historia bien llevada, hermosos diálogos, dinamismo, humor, ritmo y buena dirección. El filme se excede un poco quizás en torno de los chistes sobre el Viagra, pero es lo suficientemente inteligente como para no glorificar trivialmente a la vejez. Muestra la decadencia, los temores y las angustias de la gente mayor.

Keaton aparece desnuda pasando unas vacaciones en París con el médico. Nicholson muestra su trasero abundantemente. Ambos aparecen con la edad que tienen y sin embargo convencen al público con su "sex appeal".

Frances McDormand -presidenta este año del jurado internacional de siete miembros del Festival de Berlín, y presentada en la noche del jueves en la ceremonia de gala de la apertura por el director del evento Dieter Kosslick- interpreta aquí un papel secundario, el de Zoe, la hermana de la chica veinteañera. Pero tiene en la película dos o tres apariciones encantadoras como docente de estudios feministas. La película recibió merecidos aplausos de los espectadores y buenas críticas de la prensa, sobre todo por la labor de los protagonistas, Nicholson y Keaton, una "pareja" estelar estupenda.


Comentarios


Sólo elogios para Keaton y Nicholson