Soria, Gennuso y Tortoriello: las estrategias para retener el poder

Los intendentes de Roca, Bariloche y Cipolletti instalan el clima electoral en sus ciudades, donde viven 241.000 personas, casi la mitad del padrón provincial. Una decisión reciente de la Junta Electoral permite saber que las nuevas autoridades roquenses se definirán recién en el segundo semestre del año.



Soria y su hermana. Plan de sucesión en marcha.

Soria y su hermana. Plan de sucesión en marcha.

No pasaron dos semanas desde los comicios provinciales y en las principales ciudades de Río Negro ya se respira nuevamente el aire electoral.

Cipolletti votará el 23 de junio y en las últimas horas hubo definiciones importantes. Aníbal Tortoriello presentó su lista para lograr la reelección y se despegó del sello de Cambiemos.

Cuatro años después de llegar al sillón de la Intendencia a través de la CC-ARI, esta vez será candidato del PRO, descartando la opción de una alianza con la UCR.

El mandatario impulsó a Agustín Argibay para la presidencia del Deliberante, en tanto que la candidata a vicegobernadora de Cambiemos el 7 de abril, Flavia Boschi, integrará la lista para el Concejo.

Tortoriello, por el PRO. En el 2015 fue por la CC-ARI.

En Roca, el intendente Martín Soria no demoró la salida a los barrios y desde los días siguientes a la derrota provincial muestra un perfil activo en redes sociales, con recorridas por obras.

El protagonismo en las imágenes empezó a ser compartido por su hermana, la diputada nacional María Emilia Soria, sobre quien hay cada vez menos dudas que tendrá la misión de retener el poder local para el FpV.

Incluso ayer, el secretario de Obras Públicas, Raúl Néboli, fue consultado en una entrevista con Radio Show sobre su futuro y dijo que acompañará el proyecto de “la candidata que va a seguir los pasos de su padre y de su hermano”.

Hasta el momento Roca no tiene fecha de elecciones, pero un análisis sobre el calendario, decisiones recientes y las normas electorales vigentes en la ciudad permiten concluir que no es posible una convocatoria para junio, como se rumoreó la semana pasada.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la semana pasada el municipio informó que sigue abierta la incorporación de nuevos electores extranjeros al padrón.

Los datos de ese comunicado hay que cruzarlos con el Régimen Electoral roquense, que en su artículo 8 establece que el cierre del padrón debe realizarse por lo menos 120 días antes del acto eleccionario.

Si el padrón sigue abierto, la realidad indica que Roca no votará por lo menos hasta dentro de cuatro meses, es decir fines de agosto, septiembre u octubre.

No obstante, el gobierno local ya se muestra en campaña y otra prueba de ello son las salidas de los funcionarios del gabinete a los barrios, convocando a los grupos de trabajo a reuniones en los centros comunitarios.

Este lunes se realizó uno de esos encuentros en Paso Córdoba, con la presencia de las secretarias de Gobierno, Andrea Cornejo; de Desarrollo Social, Marta Cajarabilla; y la directora de Ambiente, Laura Juárez.

Por su parte, el intendente Soria tendrá hoy al mediodía su primer acto público después de la campaña provincial. Será en la sede del exConcejo, donde se entregarán los reconocimientos a los alumnos con mejores promedios de las escuelas.

Esos premios habitualmente llegaban junto a las becas municipales, acto que Soria suspendió a último momento, a diez días de las elecciones.

El Cerro Catedral, moneda de cambio por la reelección

Gennuso quiere volver a jurar y fue a la Casa Rosada.

Sebastian García de Luca es el segundo de Rogelio Frigerio en el ministerio del Interior. A él acudió Gustavo Gennuso en el inicio de la semana para hablar de política, específicamente de su candidatura a la reelección que, aunque parezca increíble, tiene opositores dentro de la alianza que lo llevó a la intendencia de Bariloche hace cuatro años, Juntos.

El barilochense cree que tiene un as en la manga: la prórroga de la concesión del cerro Catedral, en manos del grupo Vía Bariloche, de la familia Trappa. Por supuesto que no lo reconoce, pero el cambio abrupto en su política (de ser el impulsor de la extensión del contrato por 30 años pasó a dudar de otorgarla) esconde una moneda de cambio.

Los Trappa son empresarios de bajo perfil y relaciones siempre muy cercanas con el poder. No están acostumbrados a la exposición pero tampoco a perder. Su relación con el gobernador Alberto Weretilneck es conocida. Y de las presiones del gobierno nacional sobre Gennuso ha dado cuenta “Río Negro” en más de una oportunidad.

Este diario le preguntó ayer al jefe de Gabinete de la municipalidad de Bariloche, Marcos Barberis, si había una decisión tomada sobre el futuro del cerro. “Estamos analizando qué vamos a hacer y la decisión está sólo en la cabeza de Gustavo”, respondió, muy escueto y sin mayores detalles.

Después del triunfo de Arabela Carreras, Gennuso especula con que, si lo bendice Weretilneck, tiene la reelección asegurada.


Comentarios


Soria, Gennuso y Tortoriello: las estrategias para retener el poder