Suspenden paro en el área informática de Neuquén

El sector controla la liquidación de los sueldos.



NEUQUEN (AN).- Bastaron dos jornadas de dos horas de paro cada una para que los empleados del sector de informática de la provincia lograran una reunión con los funcionarios del área, con quienes hoy discutirán su estabilidad laboral y salarial. Las medidas de fuerza amenazaban con posponer la liquidación de los sueldos de junio y el medio aguinaldo, que se cancela también este mes.

De acuerdo con el anuncio realizado ayer por la tarde, el director de Trabajo de la provincia, Ricardo Fernández, comunicó al gremio estatal ATE la convocatoria a una audiencia de partes que se hará hoy al mediodía en la cartera laboral con la presencia de los delegados del sector y “funcionarios de primera línea”.

Desde que asumió la nueva gestión de Jorge Sobisch se produjo una reformulación del área, que se tradujo en el decreto 504 de este año firmado hace un mes y que implicaba la desaparición de las anteriores direcciones de Informática y Telecomunicaciones, que se transformaron en la Oficina de Tecnologías de la Información.

Los empleados de Informática -ex DPIN, en la jerga de la administración pública- temen que el nuevo encuadre legal afecte las condiciones de trabajo, sus funciones y el salario, dado que la mayoría cobra la categoría de escalafón asignada más adicionales por capacitación, dedicación exclusiva y otros ítems que por lo menos duplican los básicos. Después de intentar discutir esos temas con las autoridades -ahora el sector depende de la subsecretaria de Hacienda y Coordinación, Susana Arévalo- sin obtener respuesta, se dispuso iniciar una serie de paros parciales diarios de dos horas con quite de colaboración y asambleas en los lugares de trabajo.

La OTI está a cargo de Guillermo Grosso, y la coordinadora de tecnologías es María Vaqueiro de Albiger.

En la anterior estructura, los empleados públicos que trabajan en la DPIN tenían “funciones y sueldos estipulados por una ley”, aseguró una de las delegadas de los trabajadores, Susana Morales, e indicó que “ahora no sabemos qué nos va a pasar”.

La oficina constituye un eslabón fundamental en el funcionamiento de la provincia ya que a través de ella se manejan los sistemas troncales -contabilidad, recursos humanos, sueldos y los servicios de Internet e informática del EPAS y el Consejo Provincial de Educación entre otros. También se realiza la liquidación y facturación de impuestos y servicios provinciales y de los organismos descentralizados.

Los empleados iniciaron las tratativas con Grosso, director de la OTI, para que aclare por escrito su situación laboral. No obstante, los trabajadores aseguraron que no obtuvieron respuestas y por ello comenzaron el miércoles un paro de dos horas.

La protesta consiste en realizar un paro de actividades de 10 a 12 con realización de asambleas. En paralelo se realizó una presentación ante el ministerio de Trabajo para que este organismo intervenga, cosa que sucedió pasado el mediodía.

Antes de conocer la convocatoria, Julio Musotto, otro de los delegados gremiales, dijo que se esperaría hasta hoy y de lo contrario “agudizaremos las medidas en forma progresiva”.

“Esta nueva oficina es un invento que no sabemos bien a qué viene”, manifestó Morales. La delegada aseguró que la provincia trata de instrumentar una nueva política informática que reemplazará las funciones de la ex DPIN. “Antes había un solo subdirector, ahora hay cinco pero no sabemos por qué”, expresó Musotto. Los empleados también presentaron un proyecto de decreto para que se estipule el escalafón del personal de esa dependencia y los salarios correspondientes. Sin embargo, aseguraron que tampoco fue contestado. “Nos dijeron que no han tratado el tema porque no tienen tiempo”, manifestó.


Comentarios


Suspenden paro en el área informática de Neuquén