Termina la más espectacular de todas

El duelo entre los botes séniors se roba toda la atención.

VIEDMA (AV).- Las “Bodas de Plata” de la Regata del Río Negro tendrá hoy su capítulo final, a partir de las 14.

El tramo se desarrollará desde Zanjón de Oyuela hasta el muelle de lanchas de esta capital, donde arribarán las primera embarcaciones luego de algo más de 2 horas de navegación.

El descenlace se aguarda con mucha expectativa en la Comarca , donde históricamente una multitud se acerca a las riberas de ambas ciudades.

En la categoría superior la lucha está planteada entre Javier Correa-Abelardo Sztrum y Néstor Pinta-Martín Mozzicaffredo. Los representantes de La Ribera y Piedra Buena son el centro de atención, pero también será el último esfuerzo para los otros 131 palistas.

Habrá otros duelos para seguir con atención.

En juveniles, los locales Guillermo Gómez-Enrique Tucci protagonizaron una espectacular pelea con los bonaerenses Marcos Reales-Ignacio Carnevalli, en los últimos dos parciales.

Pero, en función de las diferencias de tiempos, la categoría senior en K-1 es la más apretada. Adrián Vega le lleva 53 segundos al neuquino Matías Alac, quien levantó mucho su nivel.

En veteranos, Omar Linares y Hugo Ortega-Rubén Maglioni son sólidos punteros.

El arribo de los botes de punta sería alrededor de las 16/16.30 y se dispuso un importante recepción de los protagonistas.

Junto al muelle de lanchas estará el parque cerrado, vestuarios y sanitarios para los palistas. A las 18 se estima que comenzará la entrega de premios en un escenario montado sobre la avenida costanera, en proximidades del Ministerio de Economía.

“Para mí todas las regatas son especiales”

Las “Bodas de Plata” de la competencia reunió a muchos palistas que acreditan una gran historia.

El neuquino Guillermo Di Renzo es el “más veterano de los veteranos”. Hoy cerrará su participación 17.

“Para mí, todas las regatas son especiales, soy un enamorado del canoaje”, comentó el representante de la Asociación Italiana.

Al tiempo que mostró cierta preocupación porque ayer hubo viento y oleaje en el río “algo que a los chicos de acá les ayuda, pero a nosotros nos puede complicar”.

El veterano tripulante del bote 206 reconoció que será muy difícil desplazar a Hugo Aguilar y Rubén Maglioni, se lamentó porque hasta ahora nunca pudo ganar la regata, pero se mostró felíz “por poder terminar otra edición”.

Entre las muchas anécdotas atesoradas, recordó cuando participó con Ricardo Barragán y en un parcial perdió el remo y hasta recuperarlo dejaron escapar el tercer lugar en la clasificación general.

Además, dijo que “fue un orgullo muy grande haber corrido el año pasado con mi hijo (Guillermo Nicolás)”, al tiempo que afirmó que “siempre tuve buenos compañeros”.

Si de historia se trata, una huella muy profunda están dejando Oscar Focarazzo y Claudio Ramallo, quienes corrieron la primera edición en 1965 y se juntaron hace cuatro meses para vivir esta nueva experiencia.

“A la antigua”, los neuquinos construyeron un bote especial, “le pusimos el timón atrás como se usaba antes”, explicó Ramallo.

A coro indicaron que están orgullosos de participar en esta oportunidad, aunque es esfuerzo es muy grande.

“Cacho” Focarazzo fue el primer ganador de la travesía, junto a Oscar Rosas, y sostuvo que “estamos compitiendo por un pedido de los organizadores”.

Su compañero indicó que “cuando recibimos la invitación para acompañar la regata por estas Bodas de Plata, nos pareció más importante venir por el agua que por la costa”.

A pesar del paso del tiempo creen que el esfuerzo es similar al de hace más de 30 años, y que “antes hacíamos los mismos parámetros de tiempo de los de ahora”.

Focarazzo no pudo ocultar su satisfacción porque “el espíritu de la regata sigue siendo el mismo”. Hubo progresos técnicos, cambios en las embarcaciones y los remos, “pero la convivencia y la camaradería es la misma de hace 30 años”.

Al respecto agregó que “eso es algo que nos pone orgullosos porque es una semilla que pusimos los pioneros”.

En la misma línea se expresó Ramallo “porque para nosotros la competencia se termina cuando bajás del bote”. (AV)

Varios palistas esperan una jornada ventosa

¿Las condiciones del tiempo pueden ser claves en el parcial de hoy? Parece la pregunta del millón.

Ayer, en una recorrida por el campamento, Néstor Pinta estaba tranquilo porque la jornada era ventosa y el río tenían bastante oleaje. Condiciones que espera se repitan hoy para tener mayores posibilidades de descontar la brecha con los punteros.

El maragato sabe que en condiciones normales hay demasiada paridad entre ambos binomios, pero igual dará pelea hasta el final.

Enfermería: Descanso y cuidados intensivos tuvieron los palistas en el día previo a la definición. Sin llegar a ser preocupante, uno de los que realizó mucho reposo fue Javier Correa afectado por un estado gripal.

Otro que pasó por la enfermería fue el juvenil Emilio Tucci, quien está obligado a terminar la etapa en el bote para no sufrir una descalificación. En el parcial anterior su compañero Guillermo Beacon terminó solo y no pueden repetir la situación.

Playas: El campamento base instalado en el cámping municipal tuvo poca gente en la mayor parte de la jornada de ayer.

Muchos palistas y acompañantes optaron por visitar las playas de El Cóndor, otros eligieron pasear por la zona céntrica de la capital rionegrina.

Hoy la actividad se iniciará muy temprano con los preparativos de los palistas y el almuerzo se servirá a las 11.30, para después iniciar el viaje hacia Zanjón de Oyuela. (AV)


Comentarios


Termina la más espectacular de todas