“Terminal de Roca: ¿tierra de nadie?”



El día domingo 20 de julio, aproximadamente a las 6:30, procedente de la ciudad de Córdoba, arribé a la terminal de micros de esta ciudad. Los pasajeros que descendimos éramos muy pocos y el edificio de la terminal parecía tierra de nadie. Locales cerrados, taxis inexistentes y, por supuesto, cero presencia policial o de personal de seguridad. Eso si, dentro del edificio se desplazaba un conjunto de jóvenes en dudoso estado que, presumiblemente, habían salido de un local bailable cercano. Estas personas se movilizaban de una forma violenta, a los gritos, empujones, vomitando en los baños, etc. Los que estábamos tratando de conseguir un taxi (yo, una joven y un señor) realmente sentimos pánico, pues ignorábamos si íbamos a ser golpeados, robados, o vaya a saber qué. Sólo atinamos a aferrar nuestro equipaje y mantenernos juntos para procurarnos un mínimo de seguridad. Dicho temor no resultó infundado, dado que algunos taxistas nos refirieron que, por tal motivo de inseguridad, aunado ello a incidentes que en circunstancias similares derivaron en gente lesionada, era la casi inexistencia de móviles allí en ese horario los domingos. Es paradójico que ninguna autoridad (policial, municipal, etc.) tome cartas en el asunto, que por lo visto es de conocimiento público. Y más ilógico aún es que mientras la terminal es “tierra de nadie”, con los riesgos que ello implica para los bienes e integridad de los pasajeros, la céntrica estación de ferrocarril cuente con una consigna policial las veinticuatro horas del día, sólo para evitar pintadas en las paredes. Ojalá las autoridades pertinentes asuman su responsabilidad, asignándole más valor a las personas y sus bienes que a una pared, y tomen las medidas del caso, antes de que debamos lamentar situaciones irreversibles. Posdata: luego de pasar por estas vicisitudes, al llegar a mi domicilio me encontré con pintadas en la pared de mi casa. Obviamente, carezco de medios para contratar personal de seguridad que así lo impida, como lo hace el municipio con nuestros recursos. Parece ser que, aún pagando puntualmente mis impuestos, eso no alcanza. Cecilia E. Guaragna DNI 12.415.465 Roca

Cecilia E. Guaragna DNI 12.415.465 Roca


Comentarios


“Terminal de Roca: ¿tierra de nadie?”