Testimonian sobre secuestro de periodistas




NEUQUÉN (ACE).- La situación de trabajadores de prensa secuestrados durante la dictadura fue presentada ayer en el juzgado federal de instrucción que tramita la causa “La Escuelita”. Durante más de seis horas declaró ayer la periodista Maite Oliva de Esteban, que fue convocada por el juzgado neuquino por los datos que podría aportar en el caso de la trabajadora de prensa Cristina Parente, que fue secuestrada a mediados de 1976 cuando se desempeñaba en Prensa de Casa de Gobierno y en Prensa de la UNC. La denuncia de Parente fue recepcionada en agosto pasado y el testimonio de la profesional guarda relación con la investigación judicial sobre las torturas en 1976 en la delegación de la policía federal de Neuquén. En el caso de Oliva, la profesional aportó datos relacionados con el secuestro de su colega Parente, pero también hubo aportes sobre su propio secuestro y del que sufriera su marido, Enrique Esteban, cuando era corresponsal de Clarín en 1978 en Neuquén. Como se recordará, Esteban fue secuestrado en la madrugada del 23 de julio junto con su esposa cuando ambos salían del casamiento de otro periodista. Oliva fue liberada un día después de su detención ilegal, pero su marido apareció en Tres Arroyos meses después, luego de haber padecido terribles torturas en diferentes centros clandestinos. Esteban quedó detenido en Bahía Blanca y luego trasladado a la U9 de Neuquén, a disposición del PEN, de donde fue liberado el 24 de diciembre de 1978. Esteban se reintegró al trabajo de la corresponsalía de Clarín en Neuquén, pero en febrero él y su familia fueron amenazados. La familia Esteban - Oliva se fue de la zona luego de la advertencia.


Comentarios


Testimonian sobre secuestro de periodistas