Toda la familia Pinochet en la mira

Investigan las operaciones bursátiles que hicieron entre 1973 y 2004



SANTIAGO DE CHILE.- La Superintendencia de Valores y Seguros de Chile (SVS) ordenó a las corredoras de bolsa del país que den detallada información de todas las operaciones bursátiles hechas por el ex dictador Augusto Pinochet y sus familiares, entre 1973 y 2004.

La solicitud hecha el viernes por la SVS fue determinada por el juez Sergio Muñoz, quien investiga el caso de las cuentas que Pinochet mantenía en el Banco Riggs de Washington, que oscilarían entre los cuatro y ocho millones de dólares.

El medio sostiene que el oficio reservado de la SVS establece que las entidades deben informar sobre el “patrimonio neto” que han acumulado en acciones un grupo de 39 personas que tienen nexos familiares con Pinochet y 29 empresas vinculadas a éstos.

Se asevera que el listado incluye, además de a Pinochet Ugarte, a su esposa Lucía Hiriart, a sus hijos Augusto, María Verónica, Jacqueline, Marco Antonio e Inés Lucía, además de los maridos o esposas de éstos y sus hijos (los nietos de Pinochet).

Paralelamente, esta semana el juez Muñoz ordenó diligencias al Servicio de Impuestos Internos (SII), a la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) y a los propios bancos.

En el caso del SII, su Departamento de Investigación de Delitos Tributarios ya inició las indagaciones a los fondos que mantenía Pinochet, en busca de posibles delitos como evasión de impuestos.

Además, el juez Juan Guzmán está investigando todos los bienes que posee Pinochet Ugarte, tras aceptar una petición de abogados de derechos humanos que son querellantes en tres causas que lleva ese magistrado. El fin de esa acción es el eventual pago de futuras indemnizaciones civiles, si el ex dictador fuera hallado culpable.

Los medios chilenos coinciden en que los movimientos de cuentas que Pinochet hizo en el Banco Riggs, entre agosto de 2000 y abril de 2002, complicarán a su defensa ya que se hicieron cuando había sido sobreseído en un juicio por padecer de una presunta demencia y no estaba capacitado para defenderse.

Hacia enero de 2001 Pinochet fue declarado “demente” por la Corte de Apelaciones, aceptando unos controvertidos exámenes médicos del Hospital Militar de Santiago.

Sobre esta base, el 1 de julio de 2002 la Corte Suprema lo sobreseyó definitivamente del proceso que llevaba el juez Juan Guzmán por el caso “Caravana de la Muerte” .

Sin embargo, en junio pasado la Corte de Apelaciones de Santiago aprobó el desafuero de Pinochet por su presunta participación en la “Operación Cóndor”, ignorando como precedente la demencia. En las próximas semanas la Corte deberá confirmar o rechazar el desafuero y podrían ser clave estos manejos de cuentas.

La esposa del ex gobernante de facto, Lucía Hiriart, figura como co-titular y podría ser llamada a declarar por el juez Muñoz. Los medios locales aseveran que la defensa del ex uniformado intenta “blindar” a la otrora primera dama ya que no tiene fuero ni diagnóstico de problemas mentales. (AFP)


Comentarios


Toda la familia Pinochet en la mira