Tomas en Neuquén: creen que el censo bajará el número real de ocupantes





El relevamiento de los ocupantes comenzará este jueves a las 10 de la mañana (Archivo/Juan Thomes)

El relevamiento de los ocupantes comenzará este jueves a las 10 de la mañana (Archivo/Juan Thomes)

Después de una trabajosa negociación que demandó quince días, el gobierno de la Provincia, el de la Municipalidad y los ocupantes de tierras en la zona de Autovía Norte y Casimiro Gómez llegaron a un acuerdo sobre la forma en que se hará el relevamiento de las familias asentadas en ese amplio sector de la meseta. Uno de los objetivos es conocer quiénes cumplen los requisitos para acceder a un lote o una vivienda: fuentes oficiales estiman que de las 2.000 familias, sólo 300 o 400 superarán la valla. El censo comenzará hoy a las 10.

El relevamiento estará a cargo de técnicos de los gobiernos provincial y municipal. Los referentes de la toma podrán participar, y la oficina de mediación será observadora.

Uno de los delegados que ayer participó de la negociación y firma del acta, Carlos Rojas, reconoció que en la toma “hay oportunistas”. En diálogo con Río Negro, dijo que “sabemos que hay gente que en las redes ofrece lotes, que no cumple los requisitos, y que estén acá no quiere decir que los respaldemos. Incluso a algunos los hemos sacado nosotros mismos”.

“Hay mucha gente con necesidades genuinas, y eso queremos que lo vean”, afirmó.

La negociación se realizó en forma separada durante dos semanas, en el ámbito de la oficina de Mediación y Conciliación Penal del Ministerio Público Fiscal que encabeza Ulf Nordenstahl. Recién ayer se reunieron todos por primera vez para firmar el acta acuerdo.

La forma en que se realizaría el relevamiento, quiénes lo llevarían a cabo, las preguntas que se harían a los ocupantes, fueron entre otros aspectos los que trabaron todo este tiempo el avance de la negociación.

Así es el asentamiento

La toma de Casimiro Gómez es la más grande de las que comenzaron en enero. Desde la Autovía Norte, por donde circulan vehículos de última generación vinculados con la industria petrolera, se pueden observar a lo largo de varios kilómetros a cientos de casillas precarias, armadas con cantoneras, náilon negro, mediasombra y cuanto elemento sirva para contener un poco el viento y el sol.

Hay una aridez agresiva, la vegetación es inhóspita y el aire, hostil, huele a residuo de hidrocarburos.

La toma más grande es la de Autovía Norte y Casimiro Gómez. (Archivo/Mauro Pérez)

Muchas de las casillas tienen el nombre de las familias que ocuparon el lote escrito sobre madera o cartón. Se ven banderas argentinas y algunos símbolos religiosos.

Entre las calles que se empiezan a abrir se vive la agitada vida de cualquier barrio, con niños que corren despreocupados detrás de una pelota. En varios sectores hay controles policiales para impedir que ingresen elementos destinados a consolidar el asentamiento.

Así eran, hace un par de décadas, Almafuerte, Los Hornitos, y otros asentamientos que con el tiempo le fueron ganando la pulseada al desierto y a los gobiernos.

Los lotes están demarcados y con los nombres de las familias. (Archivo/Mauro Pérez)

Más pequeña es la toma identificada como la bajada de Maida, donde tiene su base Pluspetrol. Por incitar a esa ocupación está preso el vecinalista Armando López, con una inédita prisión preventiva confirmada por cuatro meses.

La interna política

El relevamiento de familias que comienza hoy en la toma Casimiro es el primer paso firme de los gobiernos provincial y municipal para buscarle la salida a un conflicto que, montado sobre una necesidad tan angustiante como real, se prolonga en el tiempo y deja expuesta la interna del MPN cada vez con más crudeza.

Los puntos del acuerdo

• Realización de un relevamiento en el lugar de la ocupación por parte de técnicos y personal de los gobiernos provincial y municipal, con participación de los referentes y delegados de los ocupantes.

• El objetivo del relevamiento será el de tomar conocimiento de quienes son las personas que actualmente ocupan el inmueble, para determinar su número y posteriormente evaluar la situación social de cada uno de ellos.

• El relevamiento se llevará a cabo en el lugar mismo de la ocupación, mediante entrevistas con las personas que allí se encuentren.

• El listado obtenido a partir del relevamiento será el único que se tomará en cuenta como instrumento de trabajo, no pudiendo incorporarse posteriormente nadie más.

Hay cientos de casillas montadas. Hoy empieza el relevamiento. (Archivo/Mauro Pérez)

• Los integrantes de la Oficina de Mediación y Conciliación Penal actuarán en el rol de observadores del cumplimiento de la presente propuesta en caso de que se acuerde.

• Una vez realizado el relevamiento, y analizado cada caso en particular, las autoridades de los gobiernos provincial y municipal elaborarán un listado de aquellas personas que se encuentren comprendidas en los requisitos legales a los efectos de presentar una propuesta de trabajo.


Temas

Neuquén Tomas

Comentarios


Tomas en Neuquén: creen que el censo bajará el número real de ocupantes