Trabajadores del estacionamiento medido de Bariloche, sin remuneración asegurada

El sistema está suspendido desde el inicio de la cuarentena. El municipio realizó aportes para cumplir con los salarios de marzo pero no hay certeza de los próximos meses.



El estacionamiento medido y pago no rige desde el inicio de la cuarentena. Archivo

El estacionamiento medido y pago no rige desde el inicio de la cuarentena. Archivo

La suspensión del estacionamiento medido dispuesta por el municipio de Bariloche desde el inicio de la cuarentena puso en suspenso el pago de haberes de los trabajadores de ese servicio, que sólo tendrían asegurado el cobro de marzo y nada saben sobre su remuneración futura.

A diferencia de otros trabajadores municipales, el personal a cargo del estacionamiento no tiene relación de dependencia con el Estado y cumplen tareas mediante acuerdos de intermediación con cinco cooperativas.

Son alrededor de 150 (con un alto porcentaje de mujeres) y su remuneración depende del monto recaudado, que ronda los 4 millones de pesos mensuales.

Según lo convenido, el municipio les transfiere el 70% de esa suma y retiene el otro 30% para gastos de señalización y control de tránsito. Pero en marzo, como las tareas cesaron el 19, la cobranza fue mucho menor y el municipio resolvió ceder su parte y garantizarles el 100% de la recaudación.

El presidente de la cooperaiva Kata Wain Newen Santiago Carballo dijo que -negociación mediante con el municipio- lograron “destrabar marzo”, pero con la continuidad de la cuarentena, “la situación de abril está complicada”.

Dijo que cada trabajador cobra entre 15 y 17 mil pesos mensuales por la recaudación, lo cual se suma al salario social complementario que les paga el Estado nacional, con lo cual llegan a cobrar entre 22.000 y 25.000 pesos.

Recordó que los trabajadores en muchos casos son sostenes de familia y provienen de sectores con serios impedimentos para la inserción laboral.

La expectativa es que todo ésto se supere y volver a trabajar”, afirmó Carballo. Mientras tanto le plantearon al municipio la necesidad de que les asegure al menos el salario mínimo, vital y móvil (unos 16.000 pesos) en un esquema similar al que rigió durante 5 años, cuando las cooperativas estaban en conformación y el estacionamiento no recaudaba lo suficiente para asegurar sueldos básicos.

Sin recaudación alguna, la municipalidad debería destinar en ese caso unos 2,5 millones de pesos mensuales a garantizar un pago mínimo a los trabajadores.

El jefe de gabinete, Marcos Barberis, indicó que analizan alternativas.


Comentarios


Trabajadores del estacionamiento medido de Bariloche, sin remuneración asegurada