tras La ruta del pacífico



Como Marco Polo, algunos traders petroleros empiezan a ver con otros ojos la ruta del Pacífico. Hay muchos barcos de carga que llegan vacíos a los puertos chilenos en busca de fruta que podrían empezar a traer insumos para el sector de hidrocarburos. A través de algunos de los pasos terrestres, esa mercadería puede nacionalizarse en el depósito de Centenario y desde allí partir por ruta al corazón de Vaca Muerta. Y esto no es una ocurrencia. Una empresa transportista internacional consultó a la Aduana local para empezar a vender ese servicio. Es que el Pacífico conecta de forma directa con China y Rusia y con algunos de los puertos estratégicos de Estados Unidos. La arena para fractura, por ejemplo, llega en buena parte desde Asia pero ingresa por los puertos del Atlántico. La logística puede no ser más económica pero seguramente el viaje será más corto. Por otro lado, el gobierno provincial trabaja con Chile en la denominada Mesa Binacional para “optimizar los pasos fronterizos”, explicó Carina Morales del Copade. Señaló que la idea es que se mejoren los tiempos de tránsito para reducir las esperas que suelen registrarse. De hecho, hay pasos en los que se crearon aduanas integradas, donde en un solo edificio se hacen los trámites de ingreso y egreso de mercancías y personas. Neuquén apunta a que el paso Pino Hachado, a la altura de Zapala, se consolide como cruce para los camiones en detrimento del Cardenal Samoré, que pasa por el medio de Villa La Angostura. Aunque se trabaja en la sustitución, la industria petrolera depende en gran media de las importaciones. Casi la totalidad de la maquinaria pesada viene de afuera y muchas herramientas e insumos de alta tecnología también. La mayoría de ellas ingresa por el puerto de Buenos Aires o de Bahía Blanca y luego se mueve por tierra hasta la provincia, para terminar luego en algunos de los yacimientos sobre Vaca Muerta.


Comentarios


tras La ruta del pacífico