Un deber de la Nación

Por Carta de lector





El conflicto en el sur es (por moral, ley y autoridad) una obligación que le corresponde subsanar al gobierno. Tomar cartas en el asunto, forma parte de su compromiso ante la sociedad.

¡Y deberán de hacerlo, en forma inmediata!

Cuando una provincia es asaltada e incendiada por delincuentes, devenidos en terroristas (que dicen ser mapuches) demuestran con su actitud, la negación a reconocer que el suelo de la Patagonia le pertenece al Estado Argentino. Estos maleantes están cometiendo un delito tipificado como “sedición y asociación ilícita”.

Es competencia del Ministerio de Seguridad de la Nación (dirigido por Aníbal Fernández) el velar por la seguridad, el cuidado y patrimonio, de todos los ciudadanos que habitan la República Argentina.

El Ministro, al tratar de esquivar el problema, deja en evidencia su ineptitud e incapacidad para resolver esta clase de conflictos.

Al desentenderse del asunto, le demuestra a su pueblo, que no quiere asumir el deber, para el cargo que le fue asignado.

Querer “lavarse las manos” y desligarse de sus obligaciones, pareciera ser para este funcionario… lo más práctico.

Hugo Modesto Izurdiaga

DNI 11.604.534

Buenos Aires


Comentarios


Un deber de la Nación