Un desacuerdo traba la remediación del basural de San Martín de los Andes

La Municipalidad de la localidad cordillerana está en conflicto con la empresa dueña de los terrenos. Dejaron de ingresar residuos pero están paralizadas las otras tareas.



Se estima que la clausura definitiva del exvertedero recién se podrá realizar dentro de una década. Foto archivo.

Se estima que la clausura definitiva del exvertedero recién se podrá realizar dentro de una década. Foto archivo.

El exvertedero de San Martín de los Andes no recibe más residuos, pero por diferencias entre la empresa Hormigomax S.A. (propietaria del terreno) y el municipio, se retrasó el proceso de remediación.

Por pedido del fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid, se hizo lugar a una medida cautelar para que personal de la municipalidad pueda ingresar al predio donde funcionaba el basural a realizar tareas de aislación de los residuos allí depositados.

La medida cautelar se pidió en el contexto de una investigación iniciada por la fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales, por el posible delito contra la salud pública y el ambiente y otros conexos.

Estos se habrían cometido mediante el uso del basural que funcionaba en la chacra 32 y la disposición en el predio de barros o lodos cloacales provenientes de las plantas de tratamiento de estos desechos.
La denuncia fue interpuesta por vecinos de los barrios “Cordones del Chapelco”.

“De ninguna manera controversias jurídicas y contractuales del municipio con la empresa, pueden perjudicar, y dejar a la suerte la contaminación porque no se acuerda con el privado. Hay que accionar para que se hagan las medidas de remediación”, opinó Gonzalo Salaberry, defensor adjunto de la defensoría del pueblo de San Martín.

Con el desarrollo urbano de la ciudad, la zona del basural comenzó a poblarse y en la actualidad alrededor de 6.500 personas habitan “Cordones de Chapelco”.

A pocos metros del exvertedero funcionan una escuela primaria, un centro comunitario, un centro de salud y una delegación municipal.

Un informe médico sostiene que el basural representa “una situación de riesgo y de daño actual a la población de la localidad”.

Desde julio los residuos son enviados al basural de Alicurá. En aquel entonces la fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales intimó a la municipalidad a presentar un plan de cierre, clausura y posclausura del basural, así como al cese de vertidos de barros cloacales. Pero cuando el plan de remediación iba a empezar, los desacuerdos entre el ejecutivo y la empresa pudieron más.

Breide Obeid y González habían solicitado como medida cautelar que “se permita el acceso del municipio al predio a fin de que proceda a realizar (…) las tareas necesarias para el aislamiento total de la basura del ambiente, a efectos de que cese el riesgo ambiental y a la salud que la continuidad de la situación actual significan”.

Se deben realizar las tareas necesarias para el aislamiento total de la basura a efectos de que cese el riesgo ambiental”.

De la medida cautelar solicitada por la Fiscalía de Delitos Ambientales.

Comentarios


Un desacuerdo traba la remediación del basural de San Martín de los Andes