Un homenaje discreto, sin Camilla

#

Hace diez años, su muerte conmovió a todo el mundo.

El aniversario del fallecimiento en París de la bella princesa de 36 años y de su pareja, el multimillonario egipcio, Dodi al Fayed, de 42, será recordado sólo con un sencillo servicio religioso en el que participarán unas 500 personas, invitadas por sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique. A la misa, que se celebrará al mediodía en la capilla de la Guardia Real, en el parque de Saint James, cerca del palacio del Palacio de Buckingham, asistirán la reina Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, familiares de Diana y figuras políticas, entre ellas el primer ministro Gordon Brown. El príncipe Carlos, el heredero de la corona británica, asistirá a la ceremonia pero, contrariamente a lo que se había anunciado, no estará acompañado por su segunda esposa, Camilla, a quien Diana detestaba abiertamente y a la que culpaba por el fracaso de su matrimonio.

Invitada por los dos hijos de Carlos y Diana, Camilla tenía previsto inicialmente asistir a la ceremonia, lo que fue visto por muchos británicos como un insulto a la memoria de Lady Di. Incluso, admiradores de Diana habían amenazado lanzar huevos contra la que fue muchos años la amante de Carlos mientras éste estaba casado con la princesa de Gales. (AFP)


Comentarios


Un homenaje discreto, sin Camilla