Un joven encontró a su asesino por Internet

Un adolescente británico inventó una trama para que su amigo lo matara de dos cuchilladas



Un adolescente británico se sirvió de Internet para convencer a un amigo de que lo matara. Durante varios meses, John (que no es su nombre real), de 14 años, asumió seis identidades diferentes, además de utilizar su propio nombre, para persuadir a su amigo Mark, dos años mayor, de que le quitara la vida.

El 29 de junio de 2003, Mark apuñaló a John en un callejón de la ciudad inglesa de Manchester.

Todo comenzó a principios de 2003, cuando John y Mark se conocieron en una sala virtual de MSN Chat, un servicio gratuito que entonces ofrecía Microsoft y que fue cerrado en el Reino Unido en octubre del año pasado.

John no dijo que era John. Se hizo pasar por una chica de 16 años. No se sabe su nombre, la llamaremos Martha. Poco después, Martha le escribió a Mark que quería presentarle a su medio hermano, John.

John y Mark se hicieron amigos y hasta llegaron a encontrarse en la vida real, en el lugar donde meses después uno le daría dos puñaladas al otro. Cuando se conocieron, el John de carne y hueso se enamoró de Mark, pero no se lo dijo.

Sin embargo, en el mundo virtual, Martha comenzó a seducir a Mark y se convirtieron en una “ciber-pareja”. Martha, es decir John, le pidió a Mark que realizara actos sexuales frente a su cámara web y él lo hizo.

Poco después Martha le presentó a Mark otro personaje que, según ella, era su hermano natural. También entró a la sala de chat otro avatar de John, un chico que comenzó a perseguirlo. El perseguidor, que era John, sabía por supuesto lo que John estaba haciendo. Pero Mark, que no lo sabía, siguió tragándose el anzuelo. Eventualmente, el perseguidor “mató” a la novia de Mark.

 

El agente 007

 

Como si fuera poco, John inventó a una agente de los servicios secretos británicos MI5, quien trató de ayudarlos pero también fue asesinada. Ella le envió a Mark un correo electrónico que decía: “Cuando recibas esto, ya me habrán matado”.

Por último, entró en escena el personaje más importante, Mary, otra agente del MI5, de 39 años, quien le dijo a Mark que él podría ser un buen espía y ella quería reclutarlo.

Pero antes, Mark tendría que pasar una serie de pruebas, entre ellas la de matar a John. Cuando Mark protestó, ella lo convenció de que su amigo John tenía un tumor cerebral. En un encuentro en la vida real, John le insinuó a Mark que lo del tumor era cierto.

La espía y Mark planearon el asesinato. Mary le dijo a Mark que, cuando matara a John, tenía que decirle “te amo, hermanito”. Como premio, Mark se convertiría en espía, recibiría un arma, una gran suma de dinero y conocería al Primer Ministro.

El 29 de junio, John y Mark fueron a un centro comercial de Manchester, compraron un cuchillo y caminaron hasta el callejón donde ocurriría el crimen.

Una cámara cercana registró cuando, poco antes de las 8 pm, Mark le dio la primera puñalada a John, en el pecho. El segundo cuchillazo entró por el abdomen y perforó un riñón, el hígado y la vesícula de John.

Cuando Mark vio que su amigo se desangraba, marcó el número de la policía en su celular. El joven dijo a los agentes que él y su amigo habían sido atacados por un hombre. Todo se descubrió cuando los detectives vieron la grabación de una cámara situada a pocos pasos.

“Sería difícil hasta para escritores de ficción con mucha experiencia inventar una trama como ésta”, dijo el viernes el juez David Maddison en Manchester.

John fue condenado a tres años de restricción de libertad. Sólo podrá tener acceso a internet bajo supervisión de un adulto y no podrá entrar a sitios de chat ni comunicarse con Mark por ningún medio.

Mark admitió que había tratado de llevar a cabo el homicidio. Su libertad estará restringida durante los dos próximos años.

El abogado defensor de John dijo que era poco probable que un caso como éste se repita.

La madre de John dijo que ya no tiene acceso a internet en la casa, está teniendo buenos resultados escolares y se ha hecho de varios amigos de carne y hueso, e incluso tiene novia.


Comentarios


Un joven encontró a su asesino por Internet