Un micro abandonado será un centro cultural en Angostura





La Biblioteca Popular “Osvaldo Bayer” viene creciendo hace años y tiene la necesidad de ampliarse. El hecho de que no entren los libros y que cada vez haya más socios, público y talleres, es un excelente síntoma y por lo tanto la obliga a redoblar esfuerzos para ampliar fronteras.

Pero toda necesidad, crea una oportunidad. Fue así que desde “la Biblio” surgió la idea de reciclar un colectivo abandonado y transformarlo en un nuevo espacio cultural. La iniciativa va más allá de un mero lugar físico.

El colectivo es una antigua unidad del municipio que la UBA utilizaba para trasladar chicos y que está abandonado desde hace al menos dos años.

Mañana miércoles el Concejo Deliberante aprobará el comodato de cesión del vehículo a la biblioteca y esperan acondicionar la unidad antes de fin de año.

Un ícono

“El objetivo es poder agregar un espacio más a la biblioteca, a la que asisten unas 150 personas por día. “La idea es transformar el colectivo en un ícono, que deje de ser un colectivo y pase a ser un ícono de la biblioteca, como algo importante de la Plaza de los Pioneros”, explicó Gerardo Ghioldi, uno de los impulsores de la propuesta.

La nueva sala será un anexo del edificio actual de la biblioteca, ubicada en la plaza. Ya presentaron el proyecto en la Oficina Provincial de Relaciones Institucionales para solventar parte de los costos que acarreará acondicionar la unidad.

“El diseño interior se realizará de tal forma que la habilite como un espacio multiuso: reuniones, cine, talleres, cuentacuentos”, precisaron desde la institución.

La iniciativa también se vincula con un proyecto social. Detectaron que hay varias chicas embarazadas en el CPEM 17, para las cuales se hace difícil continuar sus estudios.

“La idea es trabajar en conjunto con el hospital y el CPEM 17. Primero para que se visibilice esta situación, sin intención de decir si es bueno o malo. Para esa madre joven es todo un tema estudiar”, indicó Ghioldi.

Para eso, firmaron un convenio entre el CPEM 17, hospital y la biblioteca por el cual dos profesionales de la salud y un trabajador del hospital ofrecerán talleres puntuales a las chicas dentro del nuevo espacio de la biblioteca.

La propuesta es que en el horario de clases del nocturno, las chicas puedan destinar algunas horas a talleres específicos o culturales. Los talleres se extenderían por dos o tres meses.

“La idea es transformar el colectivo en un ícono, que deje de ser un colectivo y pase a ser un ícono de la biblioteca”.

Gerardo Ghioldi, uno de los impulsores de la transformación del micro.

Datos

“La idea es transformar el colectivo en un ícono, que deje de ser un colectivo y pase a ser un ícono de la biblioteca”.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un micro abandonado será un centro cultural en Angostura