Un refugio prefabricado para soñar

La prefabricación permite trabajar con materiales ya procesados e industrializados, que habilitan procesos de montaje de alta precisión. Es una alternativa que crece: para tenerla en cuenta.

¿Quién no ha tenido alguna vez el sueño de tener un refugio en la cordillera o en la playa frente al mar para escaparse de la cotidianeidad urbana?

Un ejemplo que sirve para proyectar este sueño es el que concretó el estudio uruguayo MAPA en José Ignacio.

Lo interesante de la obra es que es una caja sobre pilotes donde la cocina, el comedor y la sala de estar están integrados en un ancho mínimo.

La propuestas de los arquitectos Luciano Andrades, Matías Carballal, Rochelle Castro, Andrés Gobba, Mauricio López y Silvio Machado es básica y bien sofisticada al mismo tiempo.

“Esta casa de playa integra la cocina como un mueble más dentro de la simpleza de su estructura, utilizando un ancho lineal de no más de 60 cm en uno de los muros de la sala de estar principal. En esta barra única se incorpora todo el equipamiento necesario, además de almacenamientos superiores e inferiores. La cocina se integra al total del espacio al utilizar el mismo material en todo el muro, destacando por una franja de marmol que permite el correcto funcionamiento de sus áreas mojadas y sus superficies de trabajo”, dice la memoria descriptiva de la obra.

“La prefabricación permite trabajar con materiales procesados e industrializados, que habilitan procesos de montaje de alta precisión. Así mismo, amortigua la repercusión de la construcción en sitio, minimizando desechos, personal in situ, y desplazamientos. En paisajes de alto valor natural, es un valor fundamental el respeto por sus condiciones originales. Lo prefabricado como conjugación perfecta de naturaleza e industria”, agregan.

“La casa se produce en un ambiente controlado y es confeccionada minuciosamente. No se transportan los materiales, se transporta la casa. Las casas no se mueven, sin embargo...”, comentan desde MAPA.

Fuente: Plataforma.cl

En paisajes de alto valor natural se impone como valor fundamental el respeto por las condiciones originales. Por lo tanto hay que ser muy cuidadosos.
La prefabricación amortigua la repercusión de la construcción en el sitio, minimiza desechos, personal in situ y desplazamientos.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.