Un Zezé Nou retro y enamorado de la canción y lo simple

Sonidos de los noventas regresan con Alma Sónica, el proyecto lleno de canciones que reflotó el guitarrista y cantante que se reparte en tres bandas, cada una con su propia identidad.



Al ruedo. Nou presentará el jueves próximo el primer videoclip de Alma Sónica.

Al ruedo. Nou presentará el jueves próximo el primer videoclip de Alma Sónica.

Se respira un aire retro en el imaginario social de estos últimos años, decadentes, y agrietados, que parecieran correr cada vez más rápido. Entre la tecnología y el capitalismo avanzado, los años ochenta y noventa podrían ser un buen refugio para de escapar tanto Instagram y Google. Así además, lo entendió Zezé Nou, que desempolvó sus temas de Alma Sónica y quiere volver a ese origen de los tardíos noventa, cuando le cantaba al amor.

“Pero ese amor sencillo, sin tanta vuelta”, que “nos moviliza, y nos hace atravesar la tempestad”, describe reflexivo. “No esa cosa rebuscada y complicada que se estanca y se vuelve un amor flaco, que se termina esfumando”.

Claudio Herrera y Zeze Nou, compañeros de banda desde hace años.

Está claro que el tema que presenta con su videoclip en el Café San Martín de Cipolletti, el próximo jueves 12 a las 22, habla de alguien muy especial. Tanto así, que revivió “Para encontrarte”, junto a un montón de canciones melódicas, enamoradas y vintage que atravesaron la barrera del tiempo y van a ir volviendo en los próximos días y meses.

Dos días después, el sábado 14 se presentará en el Anfiteatro de la calle Fernández Oro y Sáenz Peña, en una colaboración que servirá de excusa para dar a conocer otros temas de este proyecto retro en el que la canción es la principal herramienta de un artista al que la Tribu le quedó chica, y tuvo que recrear su Alma Sónica.

“En este proyecto es donde intento volcar esas canciones que no tenían lugar en Zezé Tribu”, reconoce. “Mi forma de componer es estar tocando, y cuando llega la inspiración trato de usarla. Pocas veces, hay alguien para compartir ese momento, pero no me sale planear una canción. Llega sola”, explica intentando contar su trabajo solista.

Justamente porque se trata de ese cancionero que Zezé ve nacer en los Beatles, y que “siempre tuvo el lugar más preciado, es lo que más nos conecta, la letra, la melodía sencilla, la rítmica sencilla, nos hace poner los pies en la tierra”, piensa.

Además, en esta nueva etapa parece haber encontrado su verdadera voz. “Me costó mucho poder aprovecharla. Aceptarse es un gran paso para desarrollar el camino vocal”, reconoce. “Con la guitarra siempre pude tener más fluidez, ella me cubría, pero ahora trato de que se acoplen en pos de la canción, y que cada una aporte lo justo”, dice y parece tenerlo todo muy claro.

Él canta desde bastante chico, pero recién ahora está “estudiando las cualidades de la voz, para conocer las armonías y darle un uso en función de mis limitaciones, siempre tratando de traspasarlas y seguir buscando posibilidades”, cuenta.

En este viaje al pasado, el compositor parece haber encontrado un tesoro. “Estoy volviendo a eso que está desde 1997, son canciones que tengo guardadas y que recién hoy ven la luz, es como volver a aquella etapa simple, y buscando eso”.

La cuenta entonces, da exacto un tercio de su producción artística, por ahora. Lo roquero va a parar a Vasta Rabia, lo funky a Zezé Tribu, y las canciones en Alma Sónica retoman esto que es viejo y nuevo a la vez. “Me encantaría tener más bandas para hacer más músicas”, se ríe.

Quienes son

La producción es de Claudio Herrera y los integrantes de Alma Sónica son Francisco Cocio en teclados, Silgui Collinao con la guitarra, Germán Apablaza Valverde en batería, Leo Toro al bajo. Los arreglos y coros son de Débora Contreras.


Comentarios


Un Zezé Nou retro y enamorado de la canción y lo simple