Una fortuna para alquilar

Alquilar es siempre un problema. Cuando una persona se traslada, casi siempre por razones laborales, tiene dos opciones: comprar una casa o alquilarla. Hace la escritura y listo. Pero el que debe arrendar una vivienda, padece. Tiene que pactar con la inmobiliaria o el dueño. Como no puede dar antecedentes en el pueblo, debe entregar dinero. Pactado el monto de la renta, es lo que se toma para: (a) un mes de alquiler adelantado, (b) un mes o dos de garantía, (c) un mes de comisión para la inmobiliaria. O sea, casi una fortuna.


El punto (a) el alquiler, está correcto, ya que lo debe abonar. El punto (b) es problemático. ¿Cuál es el propósito? Si cae en mora en el pago, el propietario tiene una garantía. También si al vencer el contrato y decide irse, los daños que pueda dejar, se extraen de ese fondo. Pero el propietario recibe un dinero, que no genera interés. Sabemos que con el tiempo, se deteriora el valor adquisitivo y el inquilino pierde.


En otros países, donde el Banco Hipotecario es estatal, los depósitos se hacen en títulos. Cotiza en Bolsa, y sube o baja según la oferta y la demanda. Como el Banco lo usa para la construcción de edificios, el valor del título es fuerte. Nadie pierde. Con el Banco Hipotecario, se podría hacer:
Crear o actualizar una Secretaria Municipal de la Vivienda, en cada ciudad o pueblo. Eso combatiría la corrupción, en los planes nacionales y provinciales que pierden dinero por todos lados. “Al pueblo, lo que es del pueblo” El dinero de la zona, quedaría en la zona. ¿Se podría estudiar, no es así?

Claudia C. Curbelo
DNI 7.773.350 - Murphy (Santa Fe)


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Temas

Alquileres

Comentarios


Una fortuna para alquilar